Es cine con impacto

El documental Reporteros retrata la historia de la revista 'Zeta'

Guía de Regalos

Es cine con impacto
Adela Navarro, directora de la revista 'Zeta', alrededor de la cual gira el documental 'Reportero'.
Foto: EFE

NUEVA YORK.–Reportero, un documental que relata la historia de la revista mexicana Zeta y de sus periodistas asesinados por sus trabajos de investigación sobre el narcotráfico en ese país, es uno de los dieciséis filmes que se presentarán en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Nueva York y en el Festival de Cine Internacional de Los Ángeles.

“Como cineasta, el trabajo que más me interesa es el del compromiso social”, dijo el director de la cinta, Bernardo Ruiz, al tiempo que señaló que también busca llevar al público en Estados Unidos “una historia más profunda, un diálogo más elevado, sobre esos personajes valientes y comprometidos”, en referencia a esas vivencias de algunos periodistas mexicanos.

Ruiz considera su nueva participación en estos festivales como una oportunidad “muy importante” para hablar sobre lo que ocurre en México, en un año que también es electoral.

Con Reportero (2012) –que se presentará en la ciudad los días 16 y 18 de junio–, el cineasta lleva a la pantalla la historia y evolución de la revista Zeta, que comenzó a circular en abril de 1980 en Tijuana, a través de la mirada de Sergio Haro Cordero, periodista, fotógrafo y uno de los fundadores del semanario.

Ruiz explicó que inicialmente tenía previsto hacer un filme sobre un albergue para menores de edad recién deportados en la ciudad Mexicali, y no uno relacionado con el narcotráfico, pero la temática de ese problema le atrapó.

El cineasta y productor recordó que 2007 y 2008 “fueron los años en que se empezó a poner muy caliente el narcotráfico en el norte de México, un tema tan presente que no narrar esta historia hubiera sido un error grande”.

A Ruiz le recomendaron que hablara con Haro Cordero, un periodista con casi tres décadas en la profesión y quien se convirtió en el protagonista de Reportero.

El director sigue a Haro Cordero, que vive en Mexicali, en su vida cotidiana mientras este recuerda sus inicios como periodista y su incorporación a Zeta, que alterna con testimonios como el de la codirectora del semanario, Adela Navarro.

En la cinta ella destaca que “con armas y dinero, los narcos tienen el control de la policía, los jueces, la procuraduría… Todo”.

En el documental se recuerda el asesinato de los periodistas Héctor “El gato” Félix Miranda (1940-1988), otro de los coeditores y fundadores de Zeta, así como del editor Francisco Ortiz Franco (1955-2004), crímenes que no han evitado que continúe con su línea editorial combativa y de investigación.

También el de Benjamin Flores (1968-1997), director de La Prensa, de la localidad de San Luis Río Colorado (Sonora) y el atentado contra Jesús Blancornelas (1936-2006), también fundador de Zeta.

“Esta película marca un cambio en mi trabajo porque, en el pasado, siempre trabajé con otros productores y este fue un proyecto independiente que me permitió mantener mi autonomía editorial. Es la primera vez que lo hago y eso es muy importante”, afirmó.

Con este proyecto descubrió “la responsabilidad y la posibilidad de tener un impacto” con su trabajo, reconoció Bernardo Ruiz, que también se mostró sorprendido con el apoyo en México, donde el filme fue presentado en doce ciudades, y de los comentarios que recibe a través de las redes sociales.

“Ha tenido una fuerza tremenda, no esperaba ese apoyo. Creía que iba a ser recibida de una forma interesante pero nunca que iba a ser tan cálido”, dijo el director, que también argumentó que “este es un momento muy importante para México” y que espera que este trabajo pueda ser parte de un diálogo.

Otro de sus objetivos es que el público nacional se acerque a “una historia más profunda” y la valentía y al compromiso de algunos periodistas mexicanos. “Estoy intentando demostrar su valor”, dijo Ruiz.

Agregó que tras este documental, “hay un espacio importante donde quiero trabajar, y es la intersección de periodismo con el cine independiente. No soy periodista pero uso sus herramientas; hago entrevistas, leo, me formo una opinión y luego la llevo al cine”.

El director mexicano explicó que ser también ciudadano de EEUU y vivir aquí, le dio “libertad para hacer lo que quería” en este documental, que ya tiene cita con la televisión pública, el canal PBS, para ser presentado en el último trimestre del año.

De momento, señaló, ya ha empezado a trabajar en un documental sobre la situación de la educación pública y los latinos en el país.