‘Stop and Frisk’ sigue igualita

El problema no se ha resuelto y no se garantiza que haya menos arrestos.

Guía de Regalos

‘Stop and Frisk’ sigue igualita
Foto: Carolina Ledezma / EDLP

Aunque el gobernador Andrew M. Cuomo jure y perjure que su resonada propuesta reforma sobre la posesión de marihuana ayuda a los jóvenes latinos y afroamericanos, que son los más discriminados en la racista práctica de ‘Stop and Frisk’ del NYPD, el hecho es que no es cierto.

“Este cambio en la ley no garantiza que habrán menos arrestos en la práctica de ‘Stop and Frisk’,” me aseguró Donna Lieberman, Executive Director of the New York Civil Liberties Union.

Actualmente el NYS Penal Law § 221.10 bajo el título, “Criminal possession of marihuana in the fifth degree”, reza en parte: “1. marihuana in a public place, as defined in section 240.00 of this chapter, and such marihuana is burning or open to public view;” Entiéndase que los miles de nuestros jóvenes que han sido detenidos para ser cacheados por la policía bajo las directrices de su jefe Raymond Kelly han estado violando la ley al pedirle a esos jóvenes que muestren lo que tienen en sus bolsillos.

“Si el NYPD obedece la ley (refiriéndose a la nueva si es aprobada), debe reducir el número de arrestos”, especula Donna Lieberman.

El problema es que el gobernador Cuomo da la apariencia de haber hecho algo por los jóvenes de nuestros barrios, cuando en realidad ese no es el caso.

Le pregunté a la licenciada Lieberman que si Cuomo ha logrado impactar la condenable práctica del NYPD y ella me respondió: “Él no ha resuelto el problema de Stop and Frisk”.

Una minuciosa lectura del proyecto de Cuomo destapa que el cambio es mínimo.

Y ahora Cuomo, en lugar de decirle al alcalde Michael Bloomberg y al comisionado Kelly que cumplan con la ley existente y capaciten a sus funcionarios, quiere “modificar” la ley para que los jóvenes que comentan un “error” por poseer pequeñas cantidades de marihuana no tengan un récord criminal.

Señor Cuomo, usted bien sabe que estos muchachos nunca hubiesen tenido un récord criminal si la ley vigente se hubiera seguido.

Bajofuego@eldiariony.com