Todos los ojos sobre el tránsito de Venus frente al Sol

Los expertos calculan que no se producirá otro hasta los años 2117 y 2125.

Guía de Regalos

Todos los ojos sobre el tránsito de Venus frente al Sol
El fenómeno natural captó la atención del mundo.
Foto: AP

México (Notimex).– El último tránsito de Venus entre el Sol y la Tierra en los próximos 100 años se convirtió en un fenómeno natural único que captó la atención de la población y los científicos de todo el mundo.

Para celebrar este acontecimiento, que tendrá una duración de casi siete horas, los museos, observatorios y clubes de astronomía pusieron a disposición del público telescopios con filtros especiales para la observación de este fenómeno natural.

La expectación de la gente por observar el fenómeno también se reflejó en los diferentes portales web como el de la NASA, que transmitieron en vivo el recorrido del segundo planeta del Sistema Solar en la dirección http://venustransit.nasa.gov/transitofvenus/.

Tras unas horas del inicio del recorrido de Venus, en el portal web de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), el número de internautas en la página superó 1.5 millones de seguidores.

En México, los principales puntos de observación se ubicaron en el Castillo de Chapultepec, el Museo Universum de la Universidad Nacional Autónoma de México y el planetario Luis Enrique Erro del Instituto Politécnico Nacional.

Mientras que en los portales de diarios digitales, las imágenes captadas por la NASA fueron constantemente actualizadas y acompañadas de información científica que explicaba y contextualizaba los tránsitos de ese planeta.

En las redes sociales Facebook y Twitter, los usuarios emitieron opiniones y ligas al portal web de la NASA, así como fotos en las que se observa a Venus como un diminuto lunar en el Sol.

En Twitter, el tránsito del planeta se convirtió en un “trending topic” mundial con el hashtag #Venus, en el que se publicaron comentarios serios o con chistes, fotografías, así como ligas a páginas para ver el acontecimiento en tiempo real.

Por ejemplo, usuarios como @UniversuMuseo, @sopitas, @CNNMex, @conversusipn, @El_Universo_hoy, envían fotografías satelitales o ligas a transmisiones en vivo.

Sin embargo hay tuiteros que aprovecharon para hacer comentarios como “Veo pasar a Venus por el Sol, pero tú ni siquiera pasas a mi lado”, “Jugamos a que yo era Venus y tú el Sol?”, “Los ojos del mundo voltean al Sol para ver la silueta de Venus”, entre otros.

Los expertos señalan que los tránsitos de Venus son poco comunes, se producen por pares separados por ocho años y luego no vuelven a producirse más de cien años después.

La ocasión anterior que ocurrió este fenómeno astronómico fue el 8 de junio de 2004 y tras el que ocurre este martes y miércoles, que completa el par, los expertos calculan que no se producirá otro hasta los años 2117 y 2125.

Los tránsitos del siglo XVIII, fecha en la que se inventaron los primeros telescopios, fueron registrados por astrónomos que enfrentaron a grandes obstáculos y distancias para llegar hasta los sitios en los que se pudiera apreciar mejor.

Durante su observación, los científicos llevaron a cabo centenares de estudios y mediciones que les permitieron calcular la distancia entre la Tierra y su estrella y también comprobar que Venus tiene una atmósfera.

En esta época, el tránsito de Venus ha adquirido un nuevo significado, ya que con los avances tecnológicos, esta es la primera vez que el acontecimiento ocurre con un satélite en órbita alrededor de ese planeta y la sonda Venus Express de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Según la ESA, la sonda no registrará novedad alguna mientras el tránsito se observe desde la Tierra, pero sí verá la puesta de Sol sobre la atmósfera de Venus y sus datos podrán ser comparados con los obtenidos en la Tierra.

La filtración de la luz solar a través de la atmósfera revela la concentración de moléculas de gas a distintas altitudes, una técnica que también se emplea para analizar la atmósfera de exoplanetas a fin de determinar si son habitables.

Con mediciones coordinadas tanto en la superficie terrestre como en el espacio, los astrónomos esperan que ese acontecimiento abra una ventana hacia los planetas externos al Sistema Solar y que aporte información novedosa para la comprensión del Universo.