Velan a menor víctima de acoso

Joel Morales se suicidó tras ser hostigado por compañeros de su escuela

Velan a menor víctima de acoso
Richie Salazar vela el altar que se levantó en memoria de su hermano Joel a la puerta de su edificio. De su pecho cuelga una foto donde aparecen juntos.
Foto: Candida Portugues / EDLP

Manhattan.- La familia del niño Joel Morales veló ayer su cuerpo en la intimidad y hoy dará acceso al público que quiera unirse a su dolor de 3:00 a 11:00 pm en la iglesia baptista del 216 Este de la calle 116 en Manhattan.

Joel se suicidó el martes 29 de mayo después de meses de ser acosado, hostigado y golpeado por un grupo de compañeros de escuela que eran además sus vecinos. Su madre Lisette Babilonia denunció el caso en la escuela, la policía y hasta a la autoridad de la vivienda para que les cambiaran de apartamento, con el fin de alejar al niño de ese tormento. Lo único que logró fue un cambio a otra escuela vecina, donde el abuso físico y sicológico continuó.

El viernes Joel será enterrado en Nueva Jersey a donde se le trasladará desde la funeraria en la que se encuentra: First Avenue Funeral Services en el 2242 de la Primera Avenida, esquina a la calle 115.

En la puerta del edificio de viviendas públicas Thomas Jefferson donde vivía con su madre hay fotos de Joel, los artículos de periódicos que como El Diario han cubierto la tragedia, flores y notas amorosas de los muchos niños y adultos que le querían. Velando el altar se relevan familiares y amigos. Ayer estaba su abuelo Charly Rodríguez quien con ojos vidriosos se lamentaba: “Lo malo es que no se le vio señal de eso, él siempre estaba contento. Eso me tiene a mi… ¡el no haber visto la señal!”.

Junto al abuelo estaba su otro nieto y hermano mayor de Joel, Richie Salazar que apenas podía sostenerse. Richie tenía que haber pasado ayer por el quirófano debido a una hernia, pero lo sucedido a su hermano ha hecho que dejase para otro momento la necesaria operación.

La concejal Melissa Mark-Viverito que como representante del distrito está ayudando a la familia, indicó que cree que no podrá hacerse mucho ya que los acosadores son menores de edad de 11 y 12 años. “Yo no soy abogado pero un sistema penal no va a tratar a un niño como un adulto”, respondió cuando le mencionamos el juicio y condena a Dharun Ravi causante del suicidio de su compañero, Tyler Clementi.

Resaltando de nuevo que no era abogado y no podía opinar sobre el tema indicó que la última queja de la madre de Joel a la policía había sido en octubre.

“Hay que tratar de informar y educar a la comunidad y la familia de Joel quiere ayudar en la creación de algún tipo de programa que eduque a través de su experiencia”, dijo Mark-Viverito. La idea de ese programa sería no sólo que los niños no hagan acoso y reconozcan el mismo, sino que sepan qué recursos hay en la comunidad contra ello.

El Departamento de Policía informó que sus investigaciones continuaban, indicando que estaban realizando entrevistas y consultando con la Agencia de Cuidado Infantil.

Al cierre de esta edición la fiscalía de Manhattan no habían respondido a nuestra solicitud de información.