Pilas con las multas de verano

El desconocimiento de ciertas reglas a la hora de "divertirse" puede resultar en multas y arrestos por violaciones a las leyes de la ciudad.

Nueva York – Para muchos, el verano es una temporada más esperada del año por la variedad de actividades para hacer a aire libre; sin embargo, el desconocimiento de ciertas reglas a la hora de “divertirse” puede resultar en multas y arrestos por violaciones a las leyes de la ciudad.

En las calles de nuestros vecindarios, es común que un hidrante abierto se convierta en el alma de la fiesta. Ante un potente chorro de agua refrescante, hasta el adulto más serio se convierte en niño por algunos minutos.

Pero para el audaz que abrió el hidrante, la diversión podría acabar en un dolor de cabeza y de bolsillo. La ley impone una multa de hasta $1,000 y/o prisión por 30 días, por retirar ilegalmente la tapa de alguno de los más de 107,000 hidrantes en los cinco condados.

La buena noticia es que se puede abrir legalmente un hidrante, siempre y cuando se use una herramienta adecuada para regular la presión del agua, la cual puede ser solicitada por cualquier adulto en la estación de bombero más cercana a su hogar.

En los días de intenso calor, es común que las familias se reúnan en playas, parques y calles para disfrutar de una parrillada, pero consumir alcohol en espacios públicos sin permiso, podría derivar en una multa de $100, según el Código Administrativo de Nueva York. Al ser una falta civil, no procede el arresto.

Aunque la música es indispensable para una buena fiesta, excederse con el volumen –lo permitido son 42 decibeles- podría causar una multa de $70 hasta $210 impuesta por la ciudad. De interferir inspectores del Departamento de Protección Ambiental, DEP, la multa sería de $350 a $1,050. La sanción deberá pagarse en los 30 días siguientes, de lo contrario, las autoridades podrían imponer una multa adicional de $30.

Si después de nadar en la playa, usted se siente cansado de regreso a casa y decide tomar una siesta en el tren, una multa de $50 por subir los pies en los asientos podría quitarle el sueño. En el peor de los casos, un oficial de policía puede arrestarlo por esta falta.

En verano, los paseos en motocicleta resultan excitantes, y muchos prefieren dejar el cabello libre al viento, pero El Departamento de Transporte, DOT, sanciona con $100 a los conductores que no usan el casco. Esta falta también puede derivar en prisión por 30 días.

Si usted disfruta tomar el sol mientras alimenta a las palomas en calles y parques, sepa que aunque esta actividad no es ilegal, sí podría resultar en una violación de no recoger los restos de comida. El Código Administrativo de Nueva York podría imponer una multa de hasta $100 por ensuciar espacios públicos como resultado de esta actividad.