Todos tras el líder en el Sur

Todos tras el líder en el Sur
Integrantes de la selección de Paraguay celebran tras la práctica efectuada ayer por el equipo en La Paz, Bolivia.
Foto: EFE / Martin Alipaz

BUENOS AIRES – Chile, Uruguay y Venezuela podrían desplazar al líder Argentina, que tendrá descanso obligado cuando se dispute este fin de semana la sexta fecha de la carrera sudamericana hacia la Copa Mundial de 2014.

Estos tres equipos dependen de sí mismos para dejar atrás en la tabla al equipo de Lionel Messi: Chile visitará a Venezuela hoy (en Puerto La Cruz) y Uruguay recibirá un día después a Perú (Montevideo).

Bolivia-Paraguay chocarán hoy (La Paz) y Ecuador-Colombia lo harán mañana (Quito), mientras que Argentina aprovechará su jornada libre para disputar un amistoso hoy en Nueva Jersey ante Brasil, clasificado en forma directa al Mundial por ser el anfitrión.

Argentina marca el paso con 10 puntos, seguido por Chile (9); Uruguay, Venezuela (8); Colombia (7); Ecuador (6); Paraguay (4); Perú (3) y Bolivia (1). Los cuatro primeros avanzan en forma directa al Mundial y el quinto irá a un repechaje.

Uruguay, que viene de resignar dos puntos sobre la hora al empatar en casa 1-1 con Venezuela, es el único invicto, mientras que Bolivia, que perdió 2-0 con Chile en La Paz, aún no ganó ningún partido.

Por figurar entre los de arriba, el choque entre Venezuela y Chile se perfila como el más atractivo.

A esta altura del calendario, es por demás sorprendente la campaña de Venezuela, que en los últimos años dejó atrás el mote de “Cenicienta” y que ahora busca con afán aterrizar en su primer Mundial de la historia.

“Vamos a ir con toda la energía del mundo para enfrentar a un gran rival para estar más cerca del Mundial”, destacó el técnico de la Vinotinto, César Farías. “Sabemos lo mucho que valen estos puntos”.

Chile, cuya estrella es el atacante del Barcelona Alexis Sánchez, llega debilitado por las ausencias del volante Gary Medel (Sevilla, España) y el delantero Eduardo Vargas (Napoli, Italia), separados el miércoles tras conocerse que amanecieron en una discoteca.

El técnico Claudio Borghi negó que la medida sea un castigo.

Pero lo cierto es que ese episodio socavó la tranquilidad de un Chile que en noviembre pasado también se vio envuelto en un caso de indisciplina con cinco jugadores que fueron suspendidos por 10 partidos por llegar tarde a la concentración, entre ellos Arturo Vidal, el único de ellos que luego fue perdonado y retornó a la “Roja”.

Montevideo volverá a albergar a Uruguay -que resignó el liderazgo al empatar con Venezuela- ante un Perú sumergido en el penúltimo lugar tras la derrota 1-0 ante Colombia, en Lima.

Ambos equipos llegan con problemas: Uruguay sufrirá la ausencia de su defensor y capitán Diego Lugano, suspendido por haber llegado al límite de amonestaciones y en Perú será baja Juan Vargas, aquejado de una lesión en la rodilla derecha.

Mientras Sebastián Coates sería el reemplazante de Lugano, el técnico de Perú Sergio Markarián aun no resolvió quien entrará por el volante del Fiorentina de Italia.

Con otros jugadores entre algodones, como Claudio Pizarro y Santiago Acasiete, el uruguayo Markarián tiene más problemas que otra cosa en la antesala del duelo con Uruguay, cuarto en el Mundial de Sudáfrica 2010, monarca de Copa América un año después y que acaba de trepar al segundo lugar del ranking de la FIFA, tras desplazar a Alemania y que quedar como escolta del campeón mundial España.

“Es uno de los equipos más equilibrados que yo conozco en la historia del fútbol uruguayo”, dijo Markarián sobre el conjunto que dirige Oscar Tabárez.

Ecuador y Colombia será un duelo entre equipos que cosecharon resultados diferentes: los ecuatorianos perdieron 4-0 con Argentina, en Buenos Aires, mientras los colombianos vencieron 1-0 a Perú, en Lima.

Aunque llega fortalecido, Colombia no se fía de un Ecuador que suele sacar provecho de la localía y la altitud de Quito (2.780 metros, 130 más que Bogotá).

“Ecuador en casa se hace más fuerte, sabe utilizar el factor altura”, destacó el colombiano Radamel Falcao.