Al Heat le urge una reacción

Al Heat le urge una reacción
Las estrellas Kevin Durant (35) del Thunder y Dwyane Wade del Heat van por un balón durante el primer duelo de la final de la NBA. El segundo será hoy.
Foto: Jeff Roberson / ap

Oklahoma City/EFE – La derrota sufrida por los Heat de Miami ante los Thunder de Oklahoma City en el primer partido de las finales de la NBA ya ha dejado marcado al escolta Dwyane Wade por el pobre rendimiento que mostró en el campo en los momentos decisivos.

Wade no ha tenido su mejor temporada ni su rendimiento en lo que va de la fase final, de ahí los problemas que se le generaron a los Heat para poder eliminar primero a los Pacers de Indiana y luego a los Celtics de Boston, ante la baja que sufrieron del ala-pívot Chris Bosh.

No es un secreto que Wade, a sus 30 años, comienza a mostrarse mayor y refleja los efectos del castigo de las lesiones permanentes en sus rodillas.

Los promedios de 22,7 puntos; 4,9 rebotes y 4,3 asistencias conseguidos en los 19 partidos de la fase final que ha disputado con los Heat, son los más bajos de sus nueve años como profesional de la NBA.

Pero no solo son los promedios, sino que Wade tampoco ha sido el jugador estrella que su compañero LeBron James, apremiado por conseguir un título de liga, ha necesitado en momentos decisivos de partidos como el que disputaron la pasada noche contra los Thunder y que perdieron por 105-94, después de haber dominado en la primera parte (47-54).

Wade es consciente que es el centro de atención de los seguidores de los Heat y de los profesionales de la información que siguen al equipo, algo que asegura no le preocupa para nada y mucho menos que se le cuestione que al tener ya un anillo de campeón de la NBA no sienta la misma motivación que James, al que le falta.

Tampoco le favoreció el enfrentamiento abierto que mantuvo con el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia Este contra los Pacers, al anotar solo dos de trece tiros de campo y además no hacer buena defensa. Después del primer partido de las finales ante los Thunder, la realidad para los Heat es que Wade necesita mejorar y hacer más aportación al equipo si quieren tener opción a luchar por el título de campeones.

Wade, en su análisis de lo sucedido en el primer partido, que se disputó en el Chesapeake Energy Arena, de Oklahoma City, reiteró que su objetivo no es conseguir números individuales espectaculares sino encontrar siempre la manera de ayudar al equipo a conseguir la victoria.

“Cada uno puede ver mi juego como lo desee, pero creo que ante los Thunder lo hice de forma agresiva en el ataque, permití que mis compañeros tuviesen la oportunidad de tirar a canasta y como siempre he dicho, hay noches que puedo conseguir excelente anotación y otras no”, comentó Wade.

Wade reiteró que las finales de la NBA no son diferentes en lo que cada jugador necesita hacer en el campo y su misión siempre es la de conseguir la victoria, tanto si lo hace con una gran aportación de puntos como en otras facetas del juego.

“Está claro que necesitamos luchar por la victoria en el segundo partido de hoy pero para nada estoy obsesionado con conseguir 30 puntos, sino en ayudar a mis compañeros para como equipo lograr el triunfo”, destacó Wade.