Policía se declara no culpable en muerte de joven

Nueva York/AP – Un policía fue acusado ayer por la muerte de un sospechoso desarmado, siendo la primera vez que un agente recibe cargos por una balacera mortal desde 2006.

El policía, Richard Haste, de 30 años, se entregó voluntariamente por la mañana. En la corte, se declaró no culpable por cargos de homicidio ante la presencia de otros agentes y familiares de la víctima de 18 años, Ramarley Graham.

La balacera tuvo su origen en una investigación policial sobre venta de drogas en el vecindario donde vivía Graham. Al parecer, una unidad de vigilancia identificó al adolescente como potencial sospechoso el pasado 2 de febrero y comunicó por radio que podía estar armado.

Dos policías de civil –uno de ellos Haste– intentaron apresar a Graham, pero éste huyó a esconderse al apartamento donde vivía con su abuela y otros familiares. Haste baleó a Graham con su pistola en el baño de la vivienda y en el reporte policial se indicó que Graham llegó a disparar con un arma a poca distancia de los agentes, pero no se halló rastro de la misma.

La familia de la víctima asegura que el joven fue abatido frente a su abuela y su hermano de seis años, y que el policía hizo un uso excesivo de la fuerza.