Se le cierran las puertas a Armstrong

El triatlón de Niza impide su participación por el proceso de dopaje.

Se le cierran las puertas a Armstrong
Lance Armstrong enfrenta su más dura prueba: demostrar su inocencia.
Foto: AP

París/servicios noticiosos – El siete veces campeón del Tour de Francia, Lance Armstrong, no podrá participar en el triatlón conocido como el Ironman de Niza del próximo 24 de junio por el proceso por dopaje que han abierto contra el estadounidense en su país, anunció el portavoz de la prueba francesa.

“El reglamento de la World Triahlon Corporation (WTC), que gestiona la competición, estipula que un atleta no puede estar en la línea de salida sin hay un proceso abierto contra él”, dijo a la prensa el responsable de comunicación de la carrera, Delphine Vivet.

La agencia antidopaje de Estados Unidos (USADA) ha presentado cargos formales por dopaje contra el exciclista, lo que podría incluso llegar a descontar de su palmarés algunos de sus trofeos.

La USADA ha presentado 15 páginas de cargos contra el deportista estadounidense en los que incluye acusaciones de que Armstrong usó la hormona EPO, transfusiones de sangre, testosterona y corticoides entre 1998 y 2011.

El tejano ha negado las acusaciones a través de un comunicado en el que ha asegurado que nunca se ha dopado y que nunca ha sido controlado positivo en un control.

No obstante, el diario francés “L’Équipe” recordó en su edición de ayer que ese periódico denunció en 2005 que habían descubierto seis muestras de sangre del campeón estadounidense correspondientes al Tour de 1999 contaminadas con EPO.

El diario, que arremete duramente contra el ciclista, al que llama “profesional del cinismo”, recuerda que esas pruebas han sido cruciales para que prospere el expediente de la USADA, así como los testimonios de varios de sus compañeros de equipo.

El corredor se encuentra actualmente en el sur de Francia ya que había alquilado una casa en Cap d’Ail (departamento de Alpes-Maritimes) para preparar la carrera que tenía previsto disputar en Niza el próximo día 24, que consiste en nadar 3,8 kilómetros en el Mediterráneo, superar 180 kilómetros en bicicleta y correr 42 kilómetros en el malecón de la ciudad.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) confirmó ayer que el procedimiento iniciado contra el exciclista Lance Armstrong por la agencia antidopaje de Estados Unidos (USADA) es conforme al Código Mundial sobre esta materia.

En un comunicado, la AMA aseguró que no se involucrará en el caso, pero que supervisará el desarrollo del proceso y esperará el veredicto.

Igualmente apuntó que las pruebas que han llevado a actuar contra seis miembros de equipos ciclistas de Estados Unidos fueron recopiladas por la USADA y no incluyen resultados de investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El ciclista estadounidense Lance Armstrong desveló anteayer en un comunicado que la USADA ha presentado cargos formales por dopaje contra él, lo que podría privarle de sus siete victorias en el Tour de Francia, pero negó haberse dopado.

Los abogados de Lance Armstrong pidieron acceso a la evidencia recopilada por la Agencia Estadounidense Antidopaje, incluyendo los nombres de los testigos que alegan haber visto doparse al siete veces ganador del Tour de Francia.

El abogado Robert Luskin le solicitó a la agencia que les entregue los nombres y todos los resultados de las pruebas.

Armstrong tiene hasta el 22 de junio para responder por escrito a las nuevas acusaciones en su contra, el primer paso en un proceso que podría demorar meses.

“Estoy contemplando todas mis alternativas”, dijo Armstrong ayer en una entrevista telefónica con la AP desde París. “No se limitan al (proceso de) arbitraje con la USADA (agencia antidopaje estadounidense). Creo que hay otras dudas que tienen que aclararse con respecto a su conducta y tácticas”.

“Se sabe que suelen cambiar las reglas”, agregó. “Tenemos derecho a ciertas cosas, a cierta evidencia, si no toda la evidencia, en cuanto a lo que estará en manos de la junta de apelación”.

La AP también obtuvo copia de la carta que Luskin le envió el miércoles a la agencia.

“No podemos defender los derechos del señor Armstrong sin saber quién está diciendo qué, y cuáles fueron los eventos que supuestamente ocurrieron durante una década y media”, escribió Luskin. “Incluso en esta etapa preliminar, es irrazonable su dependencia en testigos secretos que hacen acusaciones ambiguas”.

La agencia alega tener muestras de sangre de 2009 y 2010 que apuntan al uso de fármacos para mejorar el rendimiento, y que más de 10 ex compañeros de equipo y personal de apoyo de Armstrong testificarán que vieron al ex campeón del Tour utilizar drogas o hablar al respecto.

La agencia ha dicho que no divulgará los nombres de los testigos en esta etapa para protegerlos de posibles intentos de intimidación.

Armstrong tenía previsto competir el 24 de junio en un triatlón en Francia, pero las acusaciones de la agencia significa que ya no puede participar.

El ex ciclista habló con la AP desde París, pero tenía previsto regresar a Estados Unidos.