Se agrava guerra interna del PRD

La división interna en el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se complicó luego de que el Tribunal Superior Electoral (TSE) ordenara la restitución del presidente de la organización Miguel Vargas Maldonado, quien había sido suspendido en una audiencia de un organismo interno, impulsada por su rival político, el expresidente Hipólito Mejía.
Se agrava guerra interna del PRD
El Tribunal Superior Electoral (TSE) de República Dominicana ordenó al PRD la restitución del presidente de la organización Miguel Vargas Maldonado.
Foto: Archivo

Santo Domingo – La división interna en el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se complicó luego de que el Tribunal Superior Electoral (TSE) ordenara la restitución del presidente de la organización Miguel Vargas Maldonado, quien había sido suspendido en una audiencia de un organismo interno, impulsada por su rival político, el expresidente Hipólito Mejía.

Mariano Rodríguez, José Manuel Hernández Peguero, Marino Mendoza, Mabel Féliz y John Guiliani, jueces del TSE, ordenaron el viernes el restablecimiento inmediato de Vargas Maldonado, quien había sido suspendido en una reunión de la Comisión Política del PRD y luego por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

La división del PRD se profundizó tras la derrota en las urnas del expresidente Mejía el pasado 20 de mayo, la cual muchos militantes y simpatizantes del PRD atribuyen a la actitud que asumió Vargas Maldonado, quien nunca se sumó a las actividades proselitista del candidato opositor.

Los jueces declararon inconstitucional dos literales del artículo 35 de los Estatuto generales del PRD.

El tribunal conoció un recurso de amparo presentado por Aníbal García Duvergé, Julio Mariñez, Víctor Gómez Casanova y Rafael Francisco Vásquez Paulino (Fiquito).

Los abogados del expresidente Mejía, encabezados por Eric Raful, presentaron conclusiones y abandonaron el estrado, bajo el alegato de que el tribunal carecía de competencia para conocer la suspensión de Vargas Maldonado, así como la expulsión de otros dirigentes, debido a que, según sostienen, son competencia interna de los organismos del PRD que tomaron las medidas.

En respuesta, Andrés Bautista, quien había sido impuesto en sustitución de Vargas Maldonado, aseguró que “la democracia está en peligro”.