Ojo crítico a evasión fiscal en el deporte

Ojo crítico a evasión fiscal en el deporte
Novak Djokovic es natural de Serbia, reside en Mónaco -conocido paraíso fiscal- y será el abanderado de su país en los próximos Juegos Olímpicos de Londres.
Foto: EFE / Ian Langsdon

París/EFE – Los excapitanes franceses de la Copa Davis de tenis Yannick Noah y Guy Forget comparecieron ayer ante una comisión sobre evasión de capitales en el Senado en la que prefirieron hablar de “optimización de ingresos” en lugar de “evasión fiscal”.

“En tenis se tiene una carrera corta”, señaló Forget ante la comisión solicitada el pasado enero por la formación comunista CRC para comprender mejor “la evasión de capitales y activos fuera de Francia y sus incidencias fiscales” con el objetivo de controlarla.

Los extenistas no comparecían en calidad de acusados, sino como testigos para ayudar a los parlamentarios a entender mejor el fenómeno de la evasión fiscal en el deporte de alto nivel. No obstante, tuvieron que prestar juramento antes de declarar.

En la comparecencia, Forget argumentó que los maestros de la raqueta solo disponen de “una decena de años en los que los jugadores intentan optimizar sus ingresos”.

“Intentamos encontrar los lugares más ventajosos, Florida, Mónaco, Suiza, para optimizar las ganancias y no sufrir una doble imposición”, añadió el exdeportista de 47 años.

Noah, reconvertido en exitoso cantante tras haber logrado en premios tenísticos 3,440,660 dólares, respondió sobre su exilio suizo tras acabar su carrera deportiva, hecho que justificó por “el miedo al día de después”.

El de los impuestos es un tema tabú en el medio del deporte, y especialmente en el mundo del tenis.

Según la información oficial de la ATP, los cuatro mejores tenistas franceses del ránking (Jo-Wilfried Tsonga, Gael Monfils, Gilles Simon y Julien Benneteau) tienen fijada su residencia en Suiza, paraíso fiscal fronterizo con Francia. Es decir, que de los atletas que suelen componer el equipo nacional galo, solo Michael Llodra está domiciliado en su país natal.

Sin embargo, aunque trasladar la residencia a un país con ventajas impositivas es habitual en ese tipo de deportes individuales que producen suculentos ingresos, no todas las estrellas optan por ello.

Sin salir del tenis, entre los diez primeros del ránking solo hay otros dos deportistas que, como Tsonga, hayan decidido mudarse a un paraíso fiscal- el checo Tomas Berdych y el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, quien a pesar de residir en Mónaco será el abanderado de su país en los próximos Juegos Olímpicos de Londres.