Extraditan a Nueva York a un asesino en serie

Extraditan a Nueva York  a un asesino en serie
Rodney Alcalá
Foto: Ap / Archivo

Nueva York – Un violador y asesino en serie que cumplía su condena en California fue extraditado a Nueva York para responder por otras dos muertes cometidas en la década del 70.

Rodney Alcalá, de 68 años, cumplía sentencia de cadena perpetua en la prisión estatal de San Quentin en California por la muerte de una niña y cuatro mujeres en los 70’s, antes de la orden de extradición que emitieron las autoridades de Nueva York.

Con un historial delictivo desde 1968 en California, se cree que Alcalá, también conocido como John Berger, John Burger y Rod Alcalá, es culpable del asesinato de Cornelia Crilley y Jane Ellen Hover, ambas de 23 años, en Nueva York.

Crilley, una azafata de la aerolínea Trans World, fue violada y estrangulada en su apartamento en el Upper East Side en 1971. Hover era una aspirante a directora de orquesta y sus restos fueron encontrados en una finca de Rockefeller, en Westchester, un año después de su desaparición en 1977.

Cuando los investigadores de crímenes sin resolver descubrieron que Alcalá se hacía llamar John Berger en la época que vivió en Nueva York y que ese nombre estaba en el expediente de Hover como sospechoso por la evidencia encontrada, lo acusaron formalmente en enero del 2011. Las autoridades de California involucran al reo con unos 130 crímenes, entre asesinatos, violaciones, secuestro, agresión y violación de la libertad condicional. Pero advierten que pueden ser muchas más las víctimas.

Alcalá llegó a la Corte Suprema de Manhattan ayer y se espera que esta mañana comparezca ante un juez de Manhattan para responder por dos cargos de asesinato y uno de violación en relación con la muerte de Crilley el 24 de junio de 1971. Además enfrenta otro cargo de asesinato en segundo grado por la muerte de Hover el 15 de julio de 1977.