Sin dientes para morder la ‘Manzana’

Problemas dentales de los neoyorquinos han aumentado por diferentes factores

Nueva York.- Los neoyorquinos no tienen muchas razones para sonreír.

Un estudio divulgado ayer reveló que casi el 60% de los residentes en la Gran Manzana tiene alta probabilidad de sufrir problemas dentales tan serios como la caries.

Además, uno de cada tres adultos está en riesgo de padecer caries por consumir una o más bebidas azucaradas al día, según el informe, realizado por especialistas de la salud oral y dado a conocer por el Departamento de Salud de Nueva York.

Otras causas que contribuyen al deterioro dental son el fumar, el consumo excesivo de alcohol y la diabetes. Cuando esto se combina con el consumo de bebidas azucaradas coloca a los residentes de la ciudad de Nueva York en un 59% de riesgo de tener problemas de salud oral.

El estudio indica que más de una tercera parte (un 38%) de estudiantes en el tercer grado tiene caries que no han sido tratadas y un 25% de neoyorquinos mayores de 65 años ha perdido toda su dentadura.

Aurora Flores, madre de tres niños, está de acuerdo con los resultados del informe de salud y considera que el azúcar es dañino para los dientes y por tal motivo casi no permite que sus hijos tomen refrescos azucarados o coman dulces. Dos veces al año lleva a sus pequeños al odontólogo.

“Sólo cuando vamos a una reunión dejo que mis niños tomen sodas y una vez a la semana que coman dulces”,precisó Flores. “Tampoco me gusta que mastiquen chicles porque es malo para sus dientes. Estoy pendiente que se cepillen los dientes dos veces al día”, agregó.

El doctor Thomas Farley, comisionado de salud, recomendó a los neo- yorquinos que para tengan una buena salud oral es necesario cepillarse los dientes dos veces al día con pasta dental con fluoruro, usar hilo dental diariamente y tomar agua potable con fluoruro.

“La mayoría de los problemas de salud oral pueden prevenirse, eliminando factores de riesgo y adoptando un comportamiento saludable tal como consumir menos bebidas y comidas azucaradas”, explicó el Dr. Farley. “Son pasos simples que promueven la buena salud oral”, añadió el comisionado de salud.