Suenan campanas para el Tin Delgado

El máximo artillero de la selección ecuatoriana Agustín Delgado Chalá será condecorado por la Conmebol junto a otros nueve deportistas de nuestro continente en la ceremonia del sorteo de la Copa Sudamericana de fútbol que se llevará a cabo el próximo martes en Asunción, Paraguay.

Merecido por cierto el galardón al “Tin” Delgado, quien convirtió 31 anotaciones con la tricolor; tres de ellos en los campeonatos mundiales: México (2002), Polonia y Costa Rica (2006).

En el 2001, compartió con el argentino Hernán Crespo, el título de máximo cañonero de las eliminatorias rumbo al Mundial de Corea/Japón, con 9 tantos.

Además, Delgado tuvo un paso notable por el rentado mexicano al haber sido goleador del campeonato de 1998 cuando defendió la camiseta del Necaxa junto a su compatriota Alex Aguinaga.

Las distinciones también serán para el argentino Jorge Burruchaga; Ramiro Blacutt, de Bolivia; Leonel Sánchez, de Chile; Marcos Coll, de Colombia; Saturnino Arrúa, de Paraguay; Roberto “Chorrillano” Palacios, de Perú Alvaro “Chino” Recoba, de Uruguay, flamante campeón con Nacional de Montevideo y Lino Alonso, uno de los hombres que más lucha por el fútbol venezolano. Otro de los homenajeados será el ex árbitro brasileño Armando Marques.

Delgado quien se ha caracterizado por su francas declaraciones dijo que “en Ecuador hay suficientes jugadores para llamar a naturalizados”. Esto en referencia a la ausencia que sufrirá la escuadra tricolor tras la suspensión de Christian Benítez, por acumulación de tarjetas amarillas.

“Creo que Felipe Caicedo (delantero del Lokomotiv de Moscú) es un gran jugador y nos puede dar una mano en el partido venidero frente a Bolivia”.

Actualmente, con 37 años, es el presidente del equipo Valle del Chota

En la cancha se enfundó las camisetas del Espoli, Barcelona S.C., El Nacional, Liga de Quito, Emelec, Aucas y Valle del Chota, en Ecuador. Tuvo su paso por Independiente de Medellín (DIM) y el Southampton de Inglaterra.

En México, fue llevado al Cruz Azul, pasó por Pumas de la UNAM, pero su esplendor llegó con Necaxa donde anotó 35 goles y alcanzó el tercer lugar en el Mundial de Clubes luego tras dejar en el camino a Real Madrid.