Evo denuncia plan desestabilizador

El gobierno dice que estos planes están detrás del motín que realizan policías.

Evo denuncia plan desestabilizador
Los policías de rangos bajos que están amotinados marcharon ayer por las calles de La Paz, luego de rechazar un acuerdo con el Gobierno de Evo Morales.
Foto: Martin Alipaz / EFE

LA PAZ – El gobierno boliviano denunció ayer supuestos planes desestabilizadores detrás del motín que realizan policías de bajo rango y luego que estos rechazaron un acuerdo que buscaba responder a su demanda de mejoras salariales.

“Nosotros pedimos (a los policías) que paren en sus intentos de desestabilizar al gobierno porque creemos que ese es el propósito y que ahí las mujeres (esposas de los policías descontentos) tienen mucho que decir”, dijo ayer la ministra de Comunicación Amanda Dávila en declaraciones a la televisora estatal Bolivia TV.

“Los partidos opositores en Bolivia están alentando con su silencio; no es casual lo que (ha) sucedido en el Paraguay, allí grupos de derecha han cometido este golpe parlamentario contra el presidente Fernando Lugo”, agregó, en alusión a la destitución de Lugo el viernes tras un rápido juicio político en que se le culpó por mal desempeño en sus funciones.

El suboficial de la policía, José Cáceres, en declaraciones a la radio Erbol negó que esta medida sea política. Pidió a su vez dialogar directamente con el presidente Evo Morales para solucionar el conflicto, luego que no aceptaron un acuerdo alcanzado la madrugada del domingo entre dirigentes policiales y el gobierno.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó en rueda prensa que el acuerdo incluía un aumento de 220 bolivianos (unos $30) a un bono que se les distribuye mensualmente.

El salario de un policía de base equivale a unos $200 al mes, $50 más que el salario mínimo general y $94 menos de lo que gana un sargento en las fuerzas armadas.

El Gobierno insistirá en el diálogo.