Redoblan esfuerzos por Espaillat

La campaña de voluntarios dominicanos se concentró ayer en las iglesias de NYC.

Redoblan esfuerzos por Espaillat
Jesús Montesano repartía volantes ayer a favor de Adriano Espaillat frente a la iglesia Philip Neri de El Bronx con miras a las primarias de mañana.
Foto: JOSÉ ACOSTA / EDLP

NUEVA YORK – A pocas horas de las primarias demócratas por el distrito 13 de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, los dominicanos redoblaron su esfuerzo de llevar al Congreso a uno de los suyos, haciendo campaña ayer a favor de Adriano Espaillat frente a muchas de las iglesias del Alto Manhattan y El Bronx.

Más de 100 voluntarios aprovecharon la multitud de feligreses que se congrega todos los domingos en los centros religiosos, colocando estantes portátiles con la foto de Espaillat y repartiendo volantes de este candidato con el lema: “Liderazgo progresista, con nuevas y audaces ideas”.

Entre las iglesias visitadas por voluntarios figuran la del Good Shepard, de Inwood, en Manhattan, y la de Philip Neri, del sector de Kingsbridge, en El Bronx.

En la iglesia de Philip Neri estaban desde las 8:00 a.m. los voluntarios dominicanos Pedro Julio Ovando, Antolín Santana, Jesús Montesano, y Griselda Batista. En esto cuatro voluntarios se dio un fenómeno curioso: los dos primeros son miembros del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y Montesano y Batista son del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

“El 20 de mayo éramos contrarios políticos, pero ahora trabajamos unidos, mano a mano, para llevar a un dominicano al Congreso, porque queremos que haya uno en Washington que le duela nuestra comunidad”, dijo Santana. “A mí me llamó mi partido y me bajó la línea de apoyar a Espaillat”, reveló el quisqueyano.

Griselda Batista, del PLD, dijo que, además de las iglesias, tocó puertas en El Bronx, y de unas 80 pudo tener contacto directo con cerca de 40 votantes. “Aunque Espaillat no ha tenido mucha presencia política en esta parte de El Bronx, de las puertas que tocamos en Grand Concourse, Fordham y Mosholu, sólo encontramos a una persona que nos dijo que votaría por Rangel”, indicó Batista.

La puertorriqueña María Flores, quien asistió a la misa dominical de la iglesia de St. Nicholas de Tolentino, en el barrio de University, dijo que aunque no conocía mucho de Espaillat, “voy a votar por él porque este sector es de mayoría hispana”.

“Ya Rangel está muy viejito y enfermo y debería retirarse, hay que darle oportunidad a gente joven que traiga nuevas ideas”, dijo Flores.

En la iglesia de Philip Neri, el dominicano Pedro Aybar, de 43 años, también se inclinaba por Espaillat. “Es dominicano y ya es tiempo de que uno de los nuestros llegue al Congreso de este país”, justificó Neri.

En un recorrido por el Alto Manhattan y El Bronx, la presencia de la campaña de Rangel era prácticamente nula, ya que al parecer estaba concentrada en El Barrio y Harlem.

Tratamos de comunicarnos con Moisés Pérez, jefe de campaña de Rangel, para que nos detallara los eventos del día, pero su celular no recibía mensajes.