Campañas a toda máquina en busca de los indecisos

Campañas a toda máquina en busca de los indecisos
Las elecciones primarias significan un reto para los políticos, ya que se registra cierta apatía y falta de ánimo para salir a votar.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK – Los dos candidatos más fuertes para la nominación demócrata por el Distrito Congresional 13 se dedicaron ayer a visitar varios vecindarios en el alto Manhattan y El Bronx -pertenecientes a su jurisdicción- a fin de captar el voto de los aún indecisos.

Ni la inclemencia de la constante lluvia, que azotó el área el día de ayer, ni las largas jornadas a las que se han sometido durante las últimas semanas, fueron un impedimento para que, tanto el congresista Charles Rangel como el senador estatal Adriano Espaillat, trabajaran a “toda máquina”, un día antes de los comicios primarios.

El veterano congresista Rangel, aspirante a la reelección por un vigésimo segundo término, inició su día después de las 8:00 a.m., visitando dos centros comunitarios de ancianos en El Bronx.

Sobre la media mañana, acudió a la entrega de fondos de una organización en el Oeste de Harlem. A la salida de dicha actividad, el político octogenario expresó sentirse muy confiado de su triunfo en las primarias de hoy.

“Mi experiencia y mi obras hablan por sí solas”, dijo Rangel, que sobre el mediodía sostuvo varias reuniones privadas con diferentes grupos, preparándose para la noche en que tenía pautado visitar algunos complejos de viviendas en Harlem y Washington Heights.

Entre tanto, el senador Adriano Espaillat -candidato de origen dominicano y opositor más fuerte que tiene Rangel- fue desde muy temprano en la mañana a múltiples estaciones de tren en el alto Manhattan, para saludar a los usuarios que emprendían el viaje para sus diferentes ocupaciones.

“Su día ha sido un solo corre, corre”, dijo Ibrahim Khan, portavoz de la campaña de Espaillat, que centró toda su artillería en la tarde, visitando comercios y viviendas ubicadas en el sector de Washington Heights.

Para concluir la jornada con una reunión con su personal y planear lo que se cataloga como “el día 0”, proseguir con llamadas telefónicas desde uno de los cuarteles de su campaña y al final de la tarde, visitar un centro de ancianos.

Durante el día de hoy, las dos campañas indicaron que sus respectivos candidatos seguirán básicamente la misma “dinámica” de ayer, con el objetivo de atraer votos, en unas elecciones que tradicionalmente se han caracterizado por la baja asistencia a las urnas.