Lugo rechaza sanciones

ASUNCION/AP – El destituido presidente Fernando Lugo afirmó ayer que no está gestionando sanciones internacionales contra el nuevo gobierno paraguayo que pudiesen perjudicar a la población.

“El presidente Lugo y su gobierno del cambio no promueve ninguna medida de castigo económico contra nuestro país. Somos conscientes que las medidas de bloqueo o aislamiento terminan siendo perjudiciales para todos los paraguayos”, indicó el ex mandatario en un comunicado tras reunirse con líderes de izquierda en el local del socialista Partido País Solidario.

La declaración del ex mandatario se registró al día siguiente de que el secretario general de la OEA José Miguel Insulza anunciara el envío de una misión a Paraguay para recabar información de primera mano sobre la celeridad del juicio político que culminó con la destitución del ex gobernante el 22 de junio.