Arranca el tour de Francia

Lieja, Bélgica/EFE – Ni el australiano Cadel Evans ni el británico Bradley Wiggins rechazan el cartel de favoritos para el próximo Tour de Francia, que inicia hoy con ellos dos como máximos candidatos al primer escalón del podium de París.

El ganador de la edición del año pasado y el hombre que ha dominado la primavera ciclista comenzaron su particular duelo intercambiando declaraciones.

“Wiggins se ha ganado el estatus de favorito porque ha ganado carreras muy importantes, pero no hay que olvidar que el Tour es diferente, que tiene tres semanas de competición”, afirmó Evans.

“He ganado carreras, me siento bien. Creo que afrontamos la carrera como favoritos”, replicó Wiggins, que esta temporada se ha alzado con la París-Niza, la Vuelta a Romandía y la Dauphiné.

Evans saldrá con el maillot número uno, al que se le supone una presión suplementaria que el australiano no siente. “Creo que cuando vienes al Tour ya tienes suficiente presión, no puede haber más”, afirmó.

George Hincapie, estadounidense de origen colombiano del equipo BMC, que hoy cumple 39 años, batirá el sábado en el prologo de Lieja, el récord de participaciones en el Tour de Francia, con 17 ininterrumpidas desde 1996, una más que el holandés Joop Zoetremelk, con quien hasta entonces compartía dicho honor.

Tal efemérides ha tenido su premio. El corredor neoyorquino, de padre colombiano, ha recibido de regalo una bicicleta dorada de manos del director de su equipo, Andy Rihs, en reconocimiento a una trayectoria inigualable que comenzó en 1994 en las filas del Motorola.

Un camino exitoso el de Hincapié, incluso un talismán para los destacados jefes de fila que ha tenido en sus equipos. Participó en los 7 Tours de Lance Armstrong en el US Postal, en el de Alberto Contador en 2007 con la camiseta del Discovery y en el de Cadel Evans en 2011, con el BMC.

El argentino Juan José Haedo, del equipo Saxo Bank, es el único corredor latinoamericano que tomará la salida hoy en la 99 edición del Tour de Francia, que comienza con un prólogo contrarreloj individual de 6,4 kilómetros.