‘Bombero’ quiere sexo en estación de Brooklyn

Desde el portal Craiglist busca con quién hacer realidad su fantasía sexual.

Nueva York – Un “bombero ardiente” que buscaba quien le apagara su fuego erótico dentro de su estación, podría causar un dolor de cabeza al Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York (FDNY).

El individuo aparentemente quiso convertir en realidad su deseo de tener sexo dentro de las instalaciones donde trabaja en Flatbush, Brooklyn, y para ello puso un aviso en el portal de Craiglist, bajo la serie 3knc6-3111531786, buscando a alguien con quien dar rienda suelta a su excitación sexual.

Además, el usuario de la red de comunidades locales en línea -que se identificó como miembro del cuerpo de bomberos- indicó en el mensaje que esa fantasía la tiene desde que fue contratado.

“Te quiero llevar a la estación cuando todos duerman, subir al camión y hacer todo lo desagradable que puedas pensar hasta que quedemos agotados”, se lee en el mensaje colocado en la página social. “Te quiero llevar a la ducha y hacerlo otra vez. El riesgo de ser atrapado sería la más grande excitación”.

Además, añade en el mensaje, está dispuesto a tener relaciones íntimas en otros sitios públicos como vestuarios, parques y en el subway, entre otros.

Un vocero del FDNY, quien dijo no tener una declaración oficial acerca de este caso, indicó vía telefónica que el asunto le parecía una pérdida de tiempo porque en ningún lado el supuesto bombero mencionaba al FDNY ni especificaba el nombre de la estación.

Agregó que la página de Craiglist es anónima y cualquier persona puede poner un anuncio.

De hecho ayer en Craiglist había otros anuncios similares donde los usuarios se identificaban no sólo como bomberos sino como policías de la ciudad.

En todo caso, en años anteriores, bomberos reales que han estado involucrados en escándalos sexuales dentro del FDNY, han sido removidos del Departamento después de una investigación.

Uno de los casos ocurrió en agosto de 2004 cuando tres miembros de ese cuerpo violaron las reglas del Departamento, al entrar una mujer a la estación Engine 75/Ladder 33, en Morris Heights, El Bronx -que tenía el apodo de “Casa de animales”- para tener sexo.

Las autoridades en ese entonces indicaron que la mujer se había encontrado con uno de los bomberos durante un chat y después había estado de acuerdo con ir a la estación de bomberos a tener sexo.

En la estación, la mujer tuvo sexo con tres bomberos, quienes trataron de desaparecer la evidencia.

Al comienzo de la investigación, la mujer involucrada dijo que había sido violada por el grupo de hombres, después cambió su versión a que el intercambio sexual había sido consensual.

El bombero Christian Waugh, quien contactó a la mujer, fue despedido meses después. Los otros dos bomberos -Tony DeLuca y Anthony Loscuito-, fueron puestos en trabajos de escritorio. DeLuca renunció poco después y Loscuito fue despedido después de una larga investigación.