El mangú se ha recalentado en el Distrito 13

Sin lugar a dudas Adriano Espaillat ha probado que sí hay mangú.

En unas elecciones que ya deberían ser historia, la actuación del NYC Board of Elections (BOE, sus siglas en inglés) ha demostrado su ineptitud en el manejo de los resultados del distrito congresional 13.

Entre mañana y el viernes el BOE emitirá las cifras oficiales de quién votó por cada uno de los cinco candidatos en las primarias del 26 de junio.

Mientras tanto, el senador estatal Espaillat ha demostrado que tiene seguidores dentro del nuevo demarcado distrito. La duda de lo que sucedió en el proceso – sea cual sea la verdad – ya le otorga a Espaillat una victoria aún si Charles Rangel mantiene la ventaja y es certificado como el ganador.

La cuerda floja sobre la cual cuelga el futuro político de Espaillat se verá en como él maneja sus pronunciamientos una vez la BOE emita los números oficiales y él no logre superar a Rangel.

De hecho ya los pronunciamientos de algunos de sus seguidores se han caracterizado por su tono insensible y carente de respeto. Algunos rayan en el racismo. Individuos como el edil Ydanis Rodríguez han hecho declaraciones que en su mayoría han sido irracionales. Entre ellos el estar diciendo que: “los dominicanos no somos indocumentados”. O sea como que los demás que votaron en las elecciones lo son.

Sin lugar a discusión, los que apoyaron y trabajaron con esmero por elegir al primer dominicano a la cámara de representantes de USA, deben buscar que su esfuerzo sea respetado.

Sin embargo, al querer hacer bien a Espaillat y éste permitirles el tipo de conducta que ya se ha visto en despliegue entre algunos de sus seguidores, le hace daño irreparable a sus futuras aspiraciones.

Cuidado que no amarguen el mangú que se ha recalentado, pues solo con votos dominicanos Espaillat no será electo a ningún puesto en una ciudad tan diversa.

Bajofuego@eldiariony.com