Culpan a una ola por muerte de tres menores en Long Island

El hombre que estaba a cargo del yate que zozobró en el área dio su versión de los hechos

Culpan a una ola por muerte de tres menores en Long Island
A la extrema izquierda, el teniente John Azzata, del departamento de la Policía del condado de Nassau, ofrece detalles hoy sobre el accidente.
Foto: AP / Seth Wenig

OYSTER BAY, Nueva York – El hombre que estaba a cargo del yate que zozobró en el estrecho de Long Island ayer, provocando la muerte de tres menores, indicó hoy que la embarcación fue golpeada por una ola.

Sal Aurelino declaró al Canal 12 de Long Island que, previo a que se registrara la tragedia en el “Candi One”, él vio dos relámpados y, segundos después, “la ola nos llevó”.

Los hechos ocurrieron mientras el yate se encontraba lleno de personas que observaban fuegos artificiales como parte de los festejos del Día de la Independencia de Estados Unidos.

Los cadáveres de David Aurelino, de 12 años; y de dos niñas, Harley Treanor, de 11; y Victoria Gaines, de 8; fueron recuperados de la cabina del bote, tras una larga búsqueda durante la noche en las aguas cercanas a Oyster Bay. Los otros 24 ocupantes fueron rescatados con vida.

Aunque todavía no se ha determinado la causa del accidente, las autoridades sospechan que pudo haberse debido al mal tiempo o a un exceso de personas a bordo, según indicó el teniente John Azzata, detective de la Policía del condado de Nassau. De hecho, las autoridades no han descartado que el yate haya sucumbido como resultado de una ola generada por otro navío, pues el área estaba llena de embarcaciones para observar los fuegos artificiales.

No se cree que el consumo de alcohol haya tenido algo que ver, agregó.

El yate Silverton de 10,3 metros (34 pies) de eslora fue fabricado en 1984 pero “fue adquirido en fecha muy reciente”, afirmó.

El bote debió haber tenido chalecos salvavidas para cada persona que transportaba, dijo Azzata, pero las autoridades no pudieron determinar de inmediato si la embarcación tenía 27 chalecos.

La Policía dice que el barco zozobró y luego estuvo a la deriva poco antes de hundirse a una profundidad de unos 18 metros (60 pies).

El primer cuerpo fue hallado poco después de la llamada al teléfono de emergencias a las 10:10 de la noche de ayer y los otros dos fueron encontrados después dentro del yate, dijo Kenneth Lack, subinspector del condado de Nassau. Muchos otros botes en el área ayudaron en las labores de rescate.

Dijo que el operativo tomó mucho tiempo porque “de noche, en un área como ésta, es muy peligroso”.

“Había mucha gente en el agua”, agregó Lack. “La mayoría de la gente fue subida a bordo de otras embarcaciones muy rápido”.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que una tormenta pasó por el área del accidente alrededor de las 10:30 de la noche, pero que los vientos nunca superaron los 16-24 kilómetros por hora (10-15 millas por hora).

Una persona que iba en otro bote dijo al periódico Newsday que vio al yate girar a la derecha y luego zozobrar tras ser alcanzado por la estela que dejó otra embarcación a su paso.

“Fue como en cámara lenta”, dijo Sammy Balasso de Oyster Bay. “De repente había muchos cuerpos en el agua.

Su sobrino, Frankie Barbone, de 15 años, dijo que las olas casi cubrieron al yate.