El Dodge Charger está lleno de carga

Chrysler impone más musculatura a uno de sus íconos

El Dodge Charger está lleno de carga
El nuevo y lleno de musculatura Dodge Charger, llega listo para devorar las carreteras.
Foto: fotos chrysler

Nueva York – El Charger viene de la época dorada de los “Muscle Cars”, que en los 60’s y 70’s se hicieron famosos por sus potentes motores.

Estas poderosas máquinas dejaban atrás a todos en el arranque, por esto, Dodge decidió revivirlo utilizando un chasis y tecnologías modernas, un estilo renovado y el poderoso motor que los entusiastas desean.

Desde un punto de vista histórico, el Dodge Charger original debutó como modelo de 1966. Esta coupé basado en Coronet tenía una mirada única, con un fastback de barrido y los faros delanteros ocultos.

Pero no sólo su belleza llamó la atención del mundo. Su efectividad en NASCAR lo respaldó con contundencia como uno de los autos más brutales de todos los tiempos, tal vez esta misma fama fue la que hizo que el General Lee de los Duques de Hazard, un R/T del 68, fuera elegido como el auto favorito de la televisión de todas las épocas.

Cuando salió al mercado la reinterpretación del Charger, en el 2005, fue muy criticada por tener dos puertas de más, aunque la espaciosa cabina, las mejoras en la calidad de marcha y el diseño interior también dejaron atrás esas críticas.

Un motor V6 de 3.5 litros con 292 hp, es estándar en los modelos SE y SXT. Una transmisión automática de cinco velocidades es estándar en la SE, una automática de ocho velocidades es opcional en la SE y estándar en el SXT. Subiendo a la R / T el 5.7-litros V8 obtiene 370-hp junto con una suspensión deportiva y una variedad de artículos de lujo, comodidad y tecnología que son en su mayoría disponibles como opciones en los SE y SXT.

El R / T de la Super Track Pak te da más manejo y mejoras en el frenado, incluyendo un sistema ajustable de control de estabilidad de tres modos.

En el interior me sorprenden dos cosas. Primero, la calidad de ensambles y materiales. Todos los plásticos que están al alcance de la mano son suaves, opacos y están bien empatados, sin importar si se trata del tablero, consola o páneles de puertas. Segundo, el nivel de equipamiento, ya que el nuevo R/T está incluso más equipado que el anterior SRT8.

Equipado con serie luces de xenón, cámara de reversa, climatizador trizona, asientos con calefacción, sensor de lluvia, sunroof, y, como no podía faltar, sistema de audio con disco duro y pantalla táctil. En materia de seguridad trae frenos ABS, controles de tracción y estabilidad, asistencia al frenado de emergencia BAS y siete bolsas de aire –una para rodillas del conductor-.

A pesar de su peso y tamaño, el comportamiento dinámico es sensacional, tanto por la rigidez torsional del bastidor como por la sofisticada suspensión.

Quizás su agresiva personalidad no es para todo público. Es originalmente un icono de la era muscle car, casi sin competidores a la vista, salgo el Chevrolet Impala y el Ford Taurus, el Charger ha vuelto recientemente a nacer como un sedán de rendimiento económico y dentro de su categoria, sedan, deportido, y comodo, es uno de los mejores disponibles en este nicho de mercado.