El PRD celebra aniversario en medio de división

Santo Domingo – El opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) celebró ayer dividido y en un ambiente de tensión, el 51 aniversario de la llegada al país de los dirigentes que fundaron esa organización mientras se encontraban exiliados en Cuba.

Las tendencias encabezadas por el expresidente Hipólito Mejía y el presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, celebraron por separados varios actos de recordación que incluyeron misas y otras actividades.

Los dirigentes, militantes y simpatizantes del partido crearon un ambiente de tensión en la Casa Nacional de la organización, ubicada en la avenida Winston Churchill, de esta la capital, la cual se encuentra bajo el control de la tendencia de Vargas Maldonado. La situación obligó a la intervención de agentes policiales que evitaron conflictos violentos.

Los dirigentes del PRD también visitaron la tumba del extinto líder José Francisco Peña Gómez, en el Cementerio Cristo Redentor.

Mientras, en una misa en la Iglesia Las Mercedes, de la Zona Colonial, Andrés Bautista García, el presidente del PRD impuesto por la tendencia de Mejía, destacó los aportes de los dirigentes fundadores de su partido en la lucha contra la tiranía de Trujillo (1930-1961).

La primera comisión del PRD, integrada por Ángel Miolán, Ramón A. Castillo y Nicolás Silfa, llegó al país el 5 de julio de 1961 tras el ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina. La organización se fundó en La Habana, Cuba, el 21 de enero de 1939.

De su lado, Vargas Maldonado, aseguró que el Tribunal Superior Electoral (TSE) resolvió la crisis perredeísta, al reconocerlo como Presidente de la organización. Por esa razón, rechazó la propuesta de algunos dirigentes de la tendencia de Mejía que propugnan por adelantar la convención para escoger nuevas autoridades.

“No hay crisis, los dirigentes que están en rebeldía lo que deben es respetar la institucionalidad y la decisión del TSE”, dijo Vargas Maldonado.