Casi lista sentencia en caso de menor desaparecido en Arizona

Tammi Peters Smith resultó convicta por intentar adoptar a Gabriel Johnson, quien desaparició hace dos años, en San Antonio

Casi lista sentencia en caso de menor desaparecido en Arizona
Gabriel Johnson desapareció en diciembre del 2009.
Foto: Suministrada

PHOENIX – Tan pronto como hoy podría determinarse la sentencia en el caso contra una mujer de Arizona que planeaba adoptar un bebé que se encuentra desaparecido desde hace más de dos años.

Aunque Tammi Peters Smith, de 40 años, es elegible para una probatoria, la mujer podría enfrentar hasta 7 años y medio en prisión.

Peters Smith resultó convicta en mayo bajo acusaciones de falsificación de documentos y conspiración para interferir con una custodia.

La fiscalía ha tratado de establecer que la mujer era una “obsesiva” que no se detenía ante nada en su interés por ganar la custodia del menor involucrado, mientras que los abogados de defensa alegan que su clienta buscaba tanto al niño como a su madre.

Gabriel tenía 8 meses cuando fue visto por última vez en diciembre del 2009 en San Antonio, Texas. Elizabeth Johnson, madre del menor, le indicó al padre que ella había matado a Gabriel y que había tirado el cuerpo en la basura. Pero, posteriormente, la mujer rectificó y dijo que entregó al infante a una pareja en la mencionada ciudad. Los abogados de la mujer sostienen esta versión.

Sin embargo, Gabriel no ha sido encontrado y la Policía desconoce si el menor está vivo.

Smith, quien reside en Scottsdale, indicó el miércoles a Prensa Asociada que sus abogados no quieren que ella haga declaraciones en relación con el caso hasta que no se determine la sentencia.

De acuerdo con la información que manejaron los fiscales, Smith buscaba adoptar a Gabriel antes de que Johnson abandonara Arizona con el infante. Alegadamente, la convicta se ofreció a iniciar el proceso de adopción del menor en junio del 2009, tras encontrarse con Johnson en un aeropuerto de Boston. Pero Johnson no tomó una decisión hasta seis meses después, cuando Gabriel desapareció.

Investigadores alegan que la madre trasladó al menor hasta San Antonio, se instaló en la ciudad una semana y luego tomó un autobús a Florida sin el niño. La mujer fue arrestada el 30 de diciembre de 2009 en ese estado y devuelta a Arizona.

Por otro lado, la fiscalía alega que Smith mintió en un documento de la corte sobre Logan McQueary, padre del menor, para mantener a Gabriel alejado de su papá. McQueary testificó en el juicio en contra de Smith.