Correa regaña a organismo de Estados Unidos

QUITO/AP – El presidente Rafael Correa advirtió ayer que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) tendría que salir del país si no se acoge a ciertas condiciones para funcionar en Ecuador,

Correa hizo las declaraciones al cuestionar un supuesto financiamiento de 4,3 millones de dólares por parte de la USAID para organizaciones no gubernamentales, “por supuesto opositoras del gobierno, para fortalecimiento de la democracia, pero es para hacer oposición”, adujo, sin identificar a ninguna organización.

“Vamos a poner líneas de acción muy claras. Y si no las quieren cumplir, que les vaya bonito, vayan a ayudar nomás a otros países”, dijo el gobernante en su programa sabatino “Diálogo con el presidente”, sin describir los posibles condicionamientos.

Correa señaló que una cosa es hablar de cooperación para asistencia social a pobres, hospitales, organismos de socorro, entre otros “y otra cosa es hablar de fortalecimiento de la democracia, de hacer política pública desde el sector privado financiado por gobiernos extranjeros”.

Insistió en que el Gobierno está “evaluando seriamente” el papel que desempeña la agencia estadounidense en Ecuador.

La víspera, el embajador de Estados Unidos en Ecuador, Adam Namm, afirmó que “sería muy lamentable, no voy a mentir, si el gobierno de Ecuador decide terminar el programa de USAID aquí en el país”.

“Para nosotros lo que USAID está haciendo corresponde a las metas del mismo gobierno de Ecuador”, dijo a la televisión el embajador. Sin embargo, ayer Namm aseguró en la Radio Quito que “para todos los programas de Usaid” han “conversado muchísimo con el Gobierno de Ecuador”.