Cachorros se crecen ante los Mets

Cachorros se crecen ante los Mets
El quisqueyano Starlin Castro, de Chicago, observa su vuelacerca de tres carreras, durante el juego que ganó su equipo a los Mets 7-0.
Foto: ap

NUEVA YORK/AP – El dominicano Starlin Castro bateó un jonrón de tres carreras, Ryan Dempster amplió a 27 su racha de entradas sin permitir anotación y los Cachorros de Chicago blanquearon ayer 7-0 a los Mets, en el Citi Field.

Dempster (4-3) fue retirado de la lista de lesionados y lanzó pelota de cuatro hits en cinco innings en su primera salida desde el 15 de junio, cuando experimentó una molestia muscular en la espalda. Su larga racha de ceros en la pizarra es la mejor para un abridor de los Cachorros desde que Ken Holtzman nulificó a los rivales durante 27 capítulos en 1971.

Los Cachorros le dieron amplio respaldo ofensivo a Dempster al anotar cuatro carreras antes de que hiciera su primer lanzamiento.

El dominicano Alfonso Soriano pegó un sencillo productor, Jeff Baker un doble que remolcó otra y el puertorriqueño Geovany Soto empujó dos carreras con un sencillo frente a Jonathon Niese (7-4).

Por los Cachorros, los dominicanos Castro de 4-2, con dos anotadas y tres producidas, y Soriano de 4-1, con una anotada y una remolcada. El puertorriqueño Soto de 4-1, con dos empujadas. El venezolano Luis Valbuena de 4-1, con una anotada.

Por los Mets, el panameño Rubén Tejada de 4-1. El dominicano Jordany Valdespín de 3-1.

El dominicano Jhonny Peralta produjo tres carreras con un cuadrangular y dos dobletes, Delmon Young pegó un jonrón por cuarto juego consecutivo y los Tigres de Detroit vencieron 7-1 a los Reales de Kansas City.

Con el triunfo, Detroit completó la barrida en la serie de tres juegos del fin de semana y llegó a su mejor racha de la temporada con cinco victorias consecutivas.

Prince Fielder conectó un vuelacercas de tres carreras para los Tigres.

La exhibición de poder al bate respaldó la labor sobre el montículo del abridor Max Scherzer (8-5), quien recibió una carrera y cinco imparables a lo largo de siete innings, en los que también dio un pasaporte y recetó siete ponches.

Detroit se colocó a dos juegos del promedio de .500 por primera vez desde el 25 de abril, cuando registraba foja de 10-8.

El venezolano Salvador Pérez pegó un cuadrangular por Kansas City.