El Rebaño luce mejor

Monarcas se agencia el Cuadrangular Verano 2012 al vencer a Rojinegros

GUADALAJARA, México.- El dinamismo del futbol europeo comienza a asomarse, pero la calidad de los juveniles mexicanos fue lo que sobresalió.

Las Chivas mostraron dos caras ayer frente a los Pumas, en su segundo y último partido del Cuadrangular de Verano del Estadio Jalisco.

“El partido dura 90 minutos, pero la segunda mitad se hicieron bien las cosas y la mentalidad y la reacción que se tuvo en el segundo tiempo es lo que me gustó”, dijo John Van’t Schip, timonel de Chivas.

En el primer tiempo se vieron carentes de ideas ofensivas y sin contundencia, pero con la entrada de los juveniles Érick Torres, Giovani Casillas y Carlos Fierro tomaron el control del encuentro.

Aunque los de la UNAM fueron mejores en la primera mitad, el Rebaño tuvo la primera oportunidad clara del partido, pero Julio Nava desaprovechó al mandar su disparo al poste.

Fue hasta el 33′ cuando la emoción llegó al Jalisco, con Alfonso Nieto, quien peinó un balón que salió de un tiro libre para el 1-0.

El juego cayó en un bache, por lo que John Van’t Schip, DT del Guadalajara, planteó una nueva estrategia.

Entraron Fierro, Casillas y Torres y las Chivas le dieron un giro rotundo al encuentro.

Martín Bravo dejó escapar la más clara que tuvo Pumas en el complemento, luego de mandar desviado un remate de cabeza.

Después, el cuadro rojiblanco se adueñó del balón y de las opciones de gol, aunque el “Cubo” Torres falló un par de opciones claras, al 55′ y 57′.

Pero el dinamismo de Fierro por la derecha y la habilidad de Rafael Márquez Lugo como media punta y volante por izquierda, terminó por darle dividendos al Guadalajara.

El empate llegó al 60′, cuando Fierro prendió el balón con una media tijera y lo mandó al ángulo izquierdo de la portería de Odín Patiño.

Casillas y Márquez Lugo se combinaron por la izquierdo; el segundo entró al área y fue derribado por Darío Verón, el árbitro decretó penalti y la expulsión por doble amarilla del paraguayo.

Luis Pérez, ayer de nuevo capitán del Rebaño, ejecutó fuerte y por abajo para el 2-1.

Con unos Pumas caídos y los gritos de 15 mil aficionados, de nuevo Márquez Lugo tomó el balón, recortó a la defensa y tiró; el rechace quedó en los botines de Fierro, quien empujó el balón al 75′ para poner el 3-1.

Al final, todo fue miel sobre hojuelas para los tapatíos, pues además vieron el retorno a la cancha del excapitán Héctor Reynoso.

Monarcas Morelia se adjudicó el Cuadrangular de Verano al empatar 1-1 con los Rojinegros del Atlas, en partido que cerró el torneo disputado en el Estadio Jalisco.

Por el conjunto atlista marcó Sergio Santana en certero remate con la cabeza en el 17′, mientras el defensa Joel Huiqui logró emparejar los cartones, al 42′, por lo que en el lapso complementario ya no se hicieron daño.

Ambos conjuntos se estudiaron demasiado, pero conforme avanzaron los minutos se fueron soltando en el terreno de juego y fue entonces que cayeron las anotaciones por ambos lados, aunque después cayeron en el conformismo.

Las acciones de gol comenzaron a escasear y lo mejor fue que terminara el primer tiempo con la igualada que solamente beneficiaba al conjunto michoacano, que al final terminó con la Copa Jalisco en su poder.

Para la segunda parte, el encuentro ya fue de mero trámite pues con el empate Morelia se daba por bien servido, pues este resultado y su diferencia de goles lo hicieron llevarse el torneo, por arriba de Chivas y Pumas.

Ante la escasa entrega de los dos equipos el público se desesperó y abucheó a ambos por el pobre espectáculo que dieron en la cancha, sobre todo para el conjunto rojinegro, que terminó con apenas un empate.

De esta manera, Morelia terminó en el primer lugar de la Copa Jalisco con cuatro puntos, seguido de Guadalajara y Pumas con menos uno por el más uno del cuadro michoacano. En el fondo, Atlas con una unidad.