Magia de Dinho y Neymar

Talento y goles para cambiar suerte de Mineiro y rescatar a Santos

RÍO DE JANEIRO (EFE).- El Atlético Mineiro se impuso ayer por 2-0 al Portuguesa en la octava jornada del Campeonato Brasileño y se mantuvo como único líder, mientras que el Fluminense venció por 1-0 al Flamengo en la centésima edición del clásico “Fla-Flu”.

En un partido en que Ronaldinho Gaucho tuvo su mejor actuación desde que llegó al Atlético Mineiro, hace poco más de un mes, el equipo de Belo Horizonte dominó al Portuguesa y anotó primero por medio de Marcos Rocha, quien marcó con un fuerte remate tras un tiro de esquina.

Leonardo Silva anotó otra vez para el Mineiro en el inicio de la segunda etapa, y con eso el equipo de Ronaldinho se mantuvo en el primer lugar, en solitario con 19 puntos.

En esta octava jornada, el Santos logró su primera victoria de este campeonato, en un partido en el que volvió a brillar Neymar y el Santos se impuso por 4-2 al Gremio, con goles de Edu Dracena, Felipe Anderson (2) y el propio Neymar, mientras que por el equipo de Porto Alegre descontaron Vilson y Marquinhos.

El Corinthians, que jugó su primer partido desde que se alzó con la Copa Libertadores en la final contra el Boca Juniors argentino, no pudo celebrar como pretendía y empató en su visita al Sport 1-1 y se quedó en cinco puntos, en la zona más baja del tablero.

En Río de Janeiro, en un estadio Engenhao repleto, el Fluminense se quedó con la centésima edición del clásico “Fla-Flu” gracias a un gol de Fred, su principal carta ofensiva, quien anotó tras una muy precisa asistencia de Thiago Neves, en el minuto 11.

Esa victoria por la mínima diferencia le bastó al Fluminense para encaramarse hasta la segunda posición de la clasificación, con 18 puntos, y de paso estancar a su mayor rival en la parte media de la tabla, con 12 y lejos de la punta.

Como tercero en discordia quedó el Vasco da Gama, que el sábado igualó 1-1 en su visita al Figueirense, que presentó como nuevo refuerzo al uruguayo Sebastián “Loco” Abréu, quien no jugó porque todavía están pendientes asuntos de documentación tras su salida del Botafogo.

El Vasco da Gama se puso en ventaja con un gol de Diego Souza y Roni igualó el marcador que dejó al equipo carioca en tercer lugar, con 17 puntos, y al Figueirense en la parte más baja de la tabla, con escasas ocho unidades.