Comienza nuevo juicio a niñera condenada por muerte de menor

Ada Cuadros, la niñera peruana condenada a cadena perpetua por la muerte de un menor en Texas, obtuvo un nuevo proceso judicial
Comienza nuevo juicio a niñera condenada por muerte de menor
Ada Cuadros es acusada por la muerte de un menor bajo su cuidado.
Foto: Archivo / AP

MCKINNEY, Texas (EFE).- Comenzó hoy el nuevo juicio a la niñera peruana Ada Cuadros, después de que el Tribunal Supremo de Texas anulara el primer proceso, en el que la mujer fue condenada a cadena perpetua por la muerte de un niño bajo su cuidado.

Durante la primera jornada del juicio, tanto la Fiscalía como la defensa de Cuadros tuvieron la oportunidad de elegir a los doce integrantes del jurado de las más de 100 personas que fueron convocadas por el sistema judicial.

Durante la selección de los integrantes del jurado, dirigido por el magistrado James R. Fry, estuvo presente la niñera peruana.

Cuadros, encarcelada en octubre de 2005 luego de ser acusada de golpear en el cráneo a Kyle Lazarchik, de 14 meses, y ocasionarle la muerte, fue condenada a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional por un jurado del Condado Collin, al norte de Dallas.

Sin embargo, tras tres años de largas batallas legales por parte de su defensa, Cuadros logró en 2009 que la Quinta Sala de Apelaciones de Texas dejase sin efecto la condena y anulase el proceso judicial por irregularidades durante el juicio.

La petición para la apelación se basó en cinco vicios judiciales, pero sólo se aprobaron dos, suficientes para anular la sentencia.

De acuerdo a Pamela Lakatos, abogada de Cuadros y quien lideró la pugna legal para que se otorgara a su defendida un nuevo proceso, en esta ocasión la Fiscalía deberá presentar estrategias legales nuevas.

“Y como se desestimó el primer juicio y su fallo, ahora sólo podrían fijarse cargos menores a la cadena perpetua como negligencia o, en un extremo, homicidio involuntario”, aseguró Lakatos.

Por su parte Luz Fernández, madre de la acusada y quien ha permanecido en EE.UU. desde que su hija fue encarcelada, dijo a Efe que en esta oportunidad existe mayor interés mediático por parte de la prensa local y extranjera sobre el caso.

“Han llegado medios peruanos y las grandes cadenas de este país están pendientes de los pormenores de este nuevo juicio”, señaló Fernández, quien además dijo que el estado anímico de su hija ha desmejorado en los últimos días por el rigor que exige un juicio de esta naturaleza.

“Por lo pasado en el proceso anterior, es justo que los nervios aplaquen y ella sabe que se tendrán que sacar a relucir hechos desagradables y agravios que la defensa a su vez deberá probar como insuficientes para castigarla con una pena alta”, manifestó Fernández.

Cuadros, que se encuentra recluida en la cárcel del Condado Collin, pasó cerca de dos años en un penal de máxima seguridad en el centro de Texas.

En 2010, Efe logró entrevistarla en ese centro penitenciario, donde la niñera se mostró optimista de que en el nuevo proceso penal pueda demostrar que ella no mató al pequeño al que cuidaba.

“El nuevo juicio será diferente, en primer lugar porque podré entender en inglés todo el proceso y esa es una gran diferencia para mí. También porque contaré con una defensa legal diferente a la del primer juicio”, dijo la niñera en aquel entonces.

“No es fácil tener que recordar todo lo que tuve que ver y escuchar durante el primer juicio, pero soy una persona privada de su libertad acusada por algo que no he hecho. No soy asesina y admito que hasta cierto punto sí he sido negligente, pero de ahí a que te digan que eres una asesina, es una gran diferencia”, agregó Cuadros.

La Fiscalía alega que la acusada maltrató al niño con la puerta de un mueble de cocina hasta causarle daños irreparables al cerebro y por consecuencia su posterior muerte.

Cuadros por su parte asegura que el niño cayó al suelo, aunque confesó que se equivocó al no contarles a los padres del menor lo sucedido un día antes de que presuntamente el pequeño empezara a sufrir convulsiones.

?>