Neoyorquino resulta herido en fiestas de San Fermín

No se ofreció el nombre, pero se supo que tiene 56 años y fue tratado por una lesión en una mano
Neoyorquino resulta herido en fiestas de San Fermín
La tradicional fiesta de San Fermín culmina este sábado.
Foto: AP / Daniel Ochoa de Olza

PAMPLONA, España – Dos personas sufrieron lesiones menores hoy durante el quinto día de la tradicional fiesta de San Fermín, donde los osados, vestidos de blanco con pañuelos rojos, se ponen al paso de seis toros bravos.

Los toros corrieron mayormente juntos durante las varias cuadras del trayecto, pero hacia el final uno se desprendió de los demás y provocó pánico y desbande entre los corredores.

Alfonso Contín, vocero de la Cruz Roja, dijo que en esta quinta suelta de toros no hubo cornados. El Hospital Navarra, de la ciudad, informó que un estadounidense de Nueva York, de 56 años, fue tratado por una lesión en una mano, y un español de 32 sufrió fractura de nariz.

Los dos fueron identificados solamente por sus iniciales. El hospital había dicho al principio que había tres heridos.

El festival de nueve días, popularizado mundialmente por una novela de Ernest Hemingway, concluye el sábado. Atrae a miles de extranjeros, mayormente de Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia.

En los cuatro días anteriores cuatro personas -entre ellos dos británicos y un estadounidense- sufrieron lesiones leves.

En cada suelta, los toros salen de un corral y corren a gran velocidad por un trayecto estrecho y sinuoso de 849 metros (928 yardas) hasta el ruedo. El espectáculo de casi tres minutos se lleva a cabo todos los días a las 8 de la mañana y es precedido por festejos durante toda la noche.

Los toros usados en la fiesta de siglos de tradición pueden pesar unos 600 kilogramos (1,320 libras) y han matado a quince personas desde que se empezaron a llevar registros en 1924. La fatalidad más reciente fue un joven español en el 2009.

Por lo general los animales mueren a manos de los toreros en corridas por la tarde.