Sin extremos

Luis Fernando Tena, director técnico de la selección mexicana que participará en los próximos Juegos Olímpicos, tuvo un momento de amargura junto con su equipo por el empate que consiguieron en su partido de despedida ante el León.

Las críticas fueron fuertes por parte de la prensa, esa misma prensa que luego de que se logró la calificación en CONCACAF hablaba de una posibilidad de ganar medalla en Londres.

El equipo mexicano caminó a las Olimpiadas sin conocer la derrota y dejando un buen sabor de boca, pero luego del reciente empate conseguido en el juego de preparación contra los Esmeraldas algunos comienzan a pronosticar un fracaso. Se me hace injusto.

No se puede ir de extremo a extremo. Se ganó el boleto a Londres y la palabra medalla brotaba de la boca de analistas y cronistas y se plasmaba en las páginas de los diarios, se empata ante el León y el equipo va ‘derechito’ al fracaso.

Tena lleva una selección capaz de competir contra los monstruos que se encontrará en la competencia. La realidad es que los aztecas no son favoritos, los peces gordos son Brasil, Gran Bretaña, España y Uruguay, pero sí tienen las posibilidades de dar una sorpresa y ninguna de las selecciones en la competencia, incluyendo las mencionadas, están como para pasarles por encima fácilmente.

Tena va a tener tres semanas para preparar a su equipo y en ese periodo seguramente mejorará mucho en comparación a lo que mostro en León. Tomando en cuenta el talento que lleva ‘el flaco’ en este plantel, esta es una de las selecciones mexicanas con mayores posibilidades de ganar medalla en unos Olímpicos en la reciente historia, pero hay que darles por lo menos el beneficio de la duda y no acribillarlos por un partido amistoso que no tiene valor.

Lo que sucedió en la pasada Copa América donde hubo brotes de indisciplina que llevaron al Tri Sub 23 a un rotundo fracaso debió haberle dejado a los jugadores que siguen en este plantel, que viaja a tierras británicas, un gran compromiso para reivindicarse. El escenario olímpico es perfecto para hacerlo.