Guerra presidencial mediática

El presidente atizó al Republicano recordando su historial como empleador de "outsourcing".

Guerra presidencial mediática
El presidente Obama y el virtual candidato presidencial repúblicano Mitt Romney (der.) se han atacado mutuamente en sendos comerciales de televisión.
Foto: AP

GLEN ALLEN, Virginia/AP – El presidente Barack Obama volvió a arremeter contra los antecedentes de Mitt Romney en una firma de inversiones con un mensaje proselitista difundido ayer para mantener a su rival republicano a la defensiva.

Mientras tanto, el equipo de campaña de Romney esperaba aprovechar los informes sobre el endeble estado de la economía del país para confrontar al mandatario que busca la reelección.

Romney ya le exigió al presidente que se disculpe por los ataques, a lo que Obama respondió con un mensaje en que afirma que la compañía de inversiones envió empleos estadounidenses a México y China, señala que Romney tiene inversiones personales en Suiza, las Bermudas y las Islas Caimán, y afirma que cuando fue gobernador de Massachusetts remitió empleos de ese estado a la India.

“Mitt Romney no es la solución. Es el problema”, expone el mensaje al tiempo que se escucha al aspirante republicano cantando desentonadamente la melodía patriótica “America the Beautiful”.

Romney enfrenta cada vez más presiones de su propio partido para que sea más explícito con sus finanzas, un día después de que declaró que no divulgaría sus anteriores declaraciones fiscales por ingresos, salvo la de 2010 y, antes de que se efectúen las elecciones de noviembre, su expediente fiscal de 2011.

La campaña del presidente Obama ha gastado cerca de 100 millones de dólares en comerciales televisivos en algunos estados muy disputados, una andanada de críticas diseñadas para crear impresiones negativas y durade ras del republicano Mitt Romney.

En un reflejo de su estrategia de campaña, más de una quinta parte del gasto publicitario del presidente ha sido en Ohio, un estado que se perfila fundamental para Romney más que para Obama. Florida ocupa el segundo lugar y Virginia el tercero.