ONU condena ataques a la población civil

BOGOTA/EFE – El representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland, condenó ayer los ataques que han afectado a la población civil en el conflictivo departamento suroccidental del Cauca.

“Condeno de manera enérgica estos ataques que afectan a los civiles”, expresó Holland en un comunicado en el que su oficina da cuenta de una visita que él hizo el viernes a la zona.

El titular de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Bogotá viajó la víspera a Miranda, Cauca, para conocer la situación de las comunidades indígenas que sufren los rigores del conflicto, del que fue testigo. “Durante casi toda la misión, escuché disparos y explosiones”, dijo Howland, y apuntó que el coordinador de la Guardia Indígena de Miranda, el nasa Camilo Tarquinas, que lo acompañó en una parte de su visita, fue herido en una pierna.

Howland observó que indígenas y campesinos viven en parcelas pequeñas, e indicó que, allí, “es como tener una guerra en su patio trasero”.