Asume nuevo presidente del Supremo salvadoreño

San Salvador/EFE – El nuevo presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador, Ovidio Bonilla, asumirá hoy en medio de la crisis institucional desatada entre éste órgano y el Legislativo por la anulación de su elección y la de otros magistrados y del fiscal general.

Bonilla llegará a la presidencia del Supremo, a pesar que el titular saliente, Belarmino Jaime, ha asegurado que dejará su cargo a Florentín Meléndez, primer vocal de la Sala de lo Constitucional, debido a que la Sala declaró inconstitucional su elección y porque la ley establece que en ausencia del presidente quien debe asumir es el primer vocal.

Esta será la segunda toma de posesión un poco irregular que se dará en el Supremo, pues el pasado 1 de julio, los otros magistrados, cuya elección también fue anulada al igual que la de Bonilla, asumieron sus cargos en una sesión a la que no asistió Jaime.

Desde entonces el Supremo ha seguido funcionando con cierta normalidad. El conflicto entre el Legislativo y el Judicial inició el 5 de junio, cuando la Sala de lo Constitucional declaró inconstitucional las elecciones de los magistrados realizadas en 2006 y el 24 de abril de este año.

Se profundizó más el martes pasado, cuando la misma Sala también anuló la elección del nuevo fiscal general, Astor Escalante, electo en la misma fecha que los magistrados de este año.

En ambos casos, fueron electos por el Parlamento que funcionó hasta el 30 de abril y fue sustituido por uno nuevo el 1 de mayo. La Sala de lo Constitucional en sus resoluciones argumentó que una misma legislatura sólo puede elegir esos cargos en una ocasión por lo que ordenó elegir de nuevo al fiscal y los magistrados.