Al descubierto muertes en la frontera

San Diego/Notimex – El número de civiles muertos a manos de la Patrulla Fronteriza aumenta aún cuando el flujo de indocumentados es el menor en casi medio siglo, informaron ayer varios medios estadounidenses en una investigación conjunta.

Por lo menos 14 hombres han muerto en su mayoría por disparos de patrulleros fronterizos desde octubre de 2009, informaron entidades como i-Newsource, el Fondo Investigativo del Instituto Nacional, radios públicas de Texas y California y la televisión pública estadunidense.

Los medios destacaron el caso del mexicano Anastasio Hernández Rojas, quien murió en mayo de 2010 a los 45 años de edad, padre de cinco estadunidenses.

Hernández Rojas fue esposado a la espalda, sometido boca abajo en un estacionamiento fronterizo en San Ysidro, California, donde al menos una docena de agentes federales lo golpearon, le propinaron patadas y rodillazos, y le aplicaron seis descargas eléctricas inmovilizantes.