Dan luz verde a la extensión del tren G

Una victoria para los 100,000 usuarios que utilizan el servicio al día durante la semana laboral
Dan luz verde a la extensión del tren G
El tren G viaja solo entre el condado de Brookly y el condado de Queens.
Foto: Archivo

Nueva York – El servicio extendido de la línea G de metro hasta la Avenida Church, en el sur de Brooklyn, no será interrumpido y se mantendrá indefinidamente.

La noticia aún no ha sido confirmada oficialmente por la Agencia de Transporte Metropolitana (MTA), pero ayer varios políticos electos de la Ciudad, entre ellos, el defensor del pueblo, Bill de Blasio, ya lo daban por hecho.

“Cuesta recordar la última vez que recibimos buenas noticias sobre el transporte público en Brooklyn”, declaró De Blasio a través de un comunicado. “Nuestro mensaje para la MTA era claro: si no está roto, no lo arregles. Parece que nos han escuchado. Mantener estas cinco paradas son una gran victoria para los pasajeros y los negocios de Park Slope, Windsor Terrace y Kensington”.

En el año 2009, la agencia de transporte extendió el servicio del tren G por cinco paradas extra (Fourth Avenue-Ninth Street, Seventh Avenue, Prospect Park-15th Street, Fort Hamilton Parkway y Church Avenue), mientras realizaba los trabajos de rehabilitación del viaducto Culver.

Una vez concluyan los trabajos de rehabilitación el próximo invierno, estas cinco paradas no desaparecerán, aunque su continuidad ha estado en el alambre hasta ahora porque la MTA no las consideraba rentables.

En su supervivencia ha tenido también mucho que ver una campaña ciudadana llamada “Salvar al Tren G”, que ha conseguido más de 5,000 peticiones para la preservación de la línea y de esas estaciones de metro.

“Brooklyn es donde más gente se está viniendo a vivir y sigue siendo de los sitios peor comunicados en metro de todo Nueva York”, dijo Ramiro Cruz, justo antes de tomar el tren G en la parada de Clinton-Washington. “Me alegro de que por lo menos no nos quiten las paradas que ya están en funcionamiento”.

De la línea G se benefician alrededor de 100,000 pasajeros al día durante la semana laboral, según datos de las autoridades de transporte.