Windsor Terrace se enfrenta a Walgreens

Vecinos se unen para exigir un supermercado en el área, en lugar de la mega farmacia
Windsor Terrace se enfrenta a Walgreens
Leonora Stein lidera el grupo de vecinos que exige un supermercado.
Foto: Carolina Ledezma / EDLP

Brooklyn – Detrás la pelea entre residentes de Windsor Terrace con la cadena Walgreens hay mucho más que resistencia al cambio. Para cerca de 2,000 personas que han firmado en contra de que la tienda abra en el espacio donde antes habia un supermercado, la guerra es por asegurar víveres en variedad y precios más convenientes.

“Las bodegas de la zona son excelentes, pero tienen una selección limitada de productos y a precios más caros”, dice Leonora Stein, dueña de la librería Babbo’s Books, una de las líderes del movimiento opositor en este barrio de 12,000 habitantes -48% de ellos hispanos.

Por esa razón, Wanda Santana, puertorriqueña que vive allí hace 30 años, firmó la lista. “Aquí lo que necesitamos es un supermercado completo, que venda carnes, panes frescos y productos a precios bajos”, dijo.

El local que Walgreens rentará es el único espacio comercial de gran tamaño en la zona. Su ubicación, además, es conveniente para las personas mayores que no pueden subir hasta la avenida Prospect Park West para hacer sus compras.

“Los ancianos son los más afectados porque no tienen un supermercado al que puedan ir caminando”, señala Leonora Stein.

Protegido por el verdor de Prospect Park y el cementerio Greenwood, Windsor Terrace tiene el espíritu de un pequeño pueblo, como dice Chris Huntington, vecino por más de 25 años. Por eso para muchos, un gran nombre como Walgreens cambiará la cultura del vecindario y pondrá en peligro a algunas tiendas que han funcionado por décadas en Prospect Park West.

“Este es un barrio residencial donde sólo hay comercios pequeños, entre esos dos farmacias que son negocios familiares y que no podrían competir con un gigante así”, explica Huntington. Un supermercado no pondría en riesgo a las bodegas ya existentes, agrega, porque “siempre son una solución para compras de último minuto”.

Algunos residentes, sin embargo, consideran que es una pelea exagerada. “Nunca compré en Key Food y tenemos demasiadas tiendas de víveres alrededor”, dijo Igor Kovtun, quien se mudó al vecindario hace tres años.

Lourdes Angel lo ve como algo positivo. “Sería bueno porque siempre ofrecen especiales”, opina esta mexicana que lleva siete años en ese barrio.

John Rizzo, quien ha vivido allí más de 40 años, dice que subir de su casa hasta Prospect Park West es “terrible”, pero cree “que hay que respetar el derecho del propietario de decidir qué hacer con su espacio”.

El dueño del local, quien vive en Florida, no pudo ser localizado al cierre de esta edición.

El presidente de Brooklyn, Marty Markowitz, y el asambleísta Jim Brennan han servido de mediadores en el conflicto. A pesar de las protestas y la intensa campaña de calle y en internet de las últimas semanas, voceros de Walgreens dijeron confiar en que llegaran a una solución satisfactoria para poder abrir el nuevo local el primero de marzo de 2013.