FDA aprueba nuevo fármaco contra el VIH

Truvada podrá usarse como remedio para prevenir el mal
Sigue a El Diario NY en Facebook
FDA aprueba nuevo fármaco contra el VIH
Truvada es el primer medicamento para prevenir la transmisión sexual del VIH.
Foto: AP

Después de realizarse varias pruebas clínicas independientes financiadas por el gobierno federal y por organizaciones sin fines de lucro como Belinda Gates Foundation, se llegó a la conclusión que la píldora Truvada –que se utiliza actualmente en el tratamiento para personas infectadas con VIH, puede también ser efectiva previniendo la enfermedad.

La Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA) aprobó ayer el uso de Truvada como el primer medicamento para prevenir la transmisión sexual del VIH, si se toma diariamente.

Por primera vez, los adultos que no tienen VIH, pero que están en riesgo de contagiarse, pueden tomar la píldora como parte de un régimen médico para evitar contraerlo.

“Truvada no es un substituto de prácticas sexuales seguras” indica el comunicado oficial del FDA, sino que debe ser considerado como parte de un plan preventivo integral.

“La aprobación de hoy marca un hito importante en nuestra lucha en contra del VIH”, dijo la comisionada del FDA, la doctora Margaret Hamburg.

“Cada año, unos 50,000 adultos y adolescentes en Estados Unidos son diagnosticados con VIH, a pesar de los métodos de prevención y estrategias para educar, examinar y tratar a personas que viven con la enfermedad”.

La investigación de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) llamada TDF2 provee la primera evidencia del uso de este medicamento antirretroviral, que es recetado para tratar infecciones de VIH, como una droga efectiva para disminuir el riesgo de contagio en personas que no tienen el virus.

Otras dos investigaciones financiadas por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) y por la Universidad de Washington, indican que Truvada es efectiva en el 42% de las personas en relaciones homosexuales y bisexuales; y, que tiene un 75% de efectividad en parejas heterosexuales, en donde una de las personas tiene VIH.

Truvada fue aprobada originalmente en el 2004 en combinación con otros agentes antirretrovirales, como tratamiento en contra de VIH y actualmente es el medicamento más recetado en Estados Unidos.”La decisión de hoy (lunes) es la culminación de casi 20 años de investigación que involucra a científicos, académicos e instituciones médicas, agencias financiadoras y casi 20,000 participantes en las pruebas clínicas alrededor del mundo; y Gilead está orgulloso de haber sido parte de este esfuerzo”, declaró Norbert Bischofberger, jefe científico de Gilead Sciences, una compañía con base en California.

Pero no todas las personas consideran como un avance positivo la aprobación de este medicamento recetado.

Joseph García, presidente ejecutivo de Legacy, una organización en Santa Bárbara que aboga por los derechos de las personas gay, bisexuales y transgénero, escribió en su columna de julio 2012 de la Revista Adelante –dirigida a este sector de la población- que él ha estado presente en reuniones con proveedores de servicios médicos en donde se han expresado preocupaciones sobre las posibles consecuencias negativas en el cambio de conducta de las personas en riesgo.Esto significa que se teme que las personas no tomen otras precauciones como el uso de condones.”Y, lo que es más preocupante es que muchos sólo levantan los hombros y dicen que (la aprobación) está aquí y ahora sólo hay que lidiar (con el problema). Esa es una respuesta terrible. No podemos sentarnos y ver que el accidente de tren pase frente a nosotros”, según García.

Víctor Martínez, director de Programas de Bienestar –organización que sirve a las personas con VIH y a comunidades en riesgo en la zona metropolitana de Los Ángeles- dijo que es muy temprano para estar preocupado sobre los posibles efectos negativos en la conducta de las personas.

“Lo vemos como un logro en la prevención de la infección. Tenemos que verlo como una herramienta más y que por ningún motivo se deben eliminar o limitar el uso de otras herramientas de protección… no hay que pensar que sólo tomando una pastillas se va a estar protegido”, señaló Martínez.

Aún no está claro si las compañías aseguradoras, Medicaid (MediCal) y Medicare cubrirán el costo del medicamento. Aunque sí se sabe que, como todo medicamento, Truvada tiene efectos secundarios comunes como nausea, diarrea, vómitos y dolores musculares, así como otros efectos más peligrosos como daños renales.