Guía sobre la reforma de salud

Guía  sobre la reforma de salud
Algunas de las características clave de la reforma de salud no entran en vigencia hasta el año 2014.
Foto: Archivo

Primera de Dos Partes

Recientemente la Corte Suprema defendió el acatamiento de la Ley Federal de Cuidado de Salud del 2010, desestimando el cuestionamiento de los estados al requisito de la ley que estipula que individuos deben tener un seguro de salud. Sin embargo, los jueces dieron a los estados el derecho de no extender los programas de Medicaid a pobres y discapacitados.

La decisión tendrá consecuencias arrolladoras para los consumidores, funcionarios estatales, empleadores y proveedores de cuidado de la salud, incluyendo los médicos y hospitales.

Si bien algunas de las características clave no entran en vigencia hasta el 2014, la todavía controvertida ley ya ha alterado la industria del cuidado de la salud, y ha establecido un número de beneficios para el consumidor.

He aquí algunas de las preguntas más comunes sobre algunas de las disposiciones de la ley que ya está en marcha y ejecutándose, al igual que las características más importantes de lo que ésta implicará.

No tengo seguro de salud. De acuerdo con la ley: ¿debo adquirirlo? ¿Y qué sucede si no lo hago?

En este momento, no es necesario que usted tenga un seguro de salud. Pero a comienzos del 2014, la mayoría de las personas tendrán que tenerlo o serán sancionadas al respecto. Para las personas, la pena podrá ser de $95 al año, o el 1% de sus ingresos, cualquiera fuese mayor, y hasta a $695, o el 2.5% de los ingresos, en el 2016.

Para las familias, la multa sería de $2,085 o el 2.5% de los ingresos del grupo familiar, cualquiera sea mayor para el 2016 y después. Se podrá renunciar al requisito de cobertura por varias razones, incluyendo privaciones económicas o creencias religiosas.

Millones de personas adicionales calificarán para Medicaid o para subvenciones federales para la compra de un seguro de salud según la ley.

Obtengo mi cobertura de salud en el trabajo y me gustaría mantener mi plan actual. ¿Podré hacerlo? ¿Cómo se verá afectado mi plan por la ley de salud?

Si obtiene cobertura de salud en su trabajo, es probable que esto no cambie. Pero, al igual que antes de que se decretase la ley, su empleador no está obligado a mantener el plan actual y puede cambiar las primas, deducciones, copagos y red de cobertura.

Ya puede haber experimentado algunos cambios con relación a esta ley. Por ejemplo, la mayoría de los planes prohíben ahora los límites de cobertura de por vida e incluyen la garantía de que si un niño adulto de hasta 26 años no puede obtener seguro de salud en su trabajo, el mismo puede permanecer en el plan de salud de sus padres.

¿Cuáles son otras secciones de la ley que están vigentes en este momento?

Probablemente sea usted elegible para servicios preventivos sin que tenga que desembolsar dinero, como en el caso de un análisis para la detección del cáncer de mama y las pruebas de colesterol.

Los planes de salud no cancelan su cobertura una vez que esté enfermo, una práctica conocida como “rescisión”, a menos que haya cometido fraude cuando solicitó la cobertura.

No se les pueden negar a los niños con condiciones pre-existentes cobertura. Esto aplicará a los adultos a partir del 2014.

Las aseguradoras tendrán que brindar descuentos selectivos a los consumidores si éstos gastan menos del 80% al 85% de los dólares de las primas en cuidado de salud.

Algunos planes existentes, si no han cambiado de forma significativa desde que se decretó la ley, no tienen que atenerse a ciertas partes de la ley. Por ejemplo, estos planes “protegidos” todavía pueden cobrar a los beneficiarios parte del costo de los servicios preventivos.

Si se encuentra en la actualidad en alguno de estos planes, y su empleador realiza cambios significativos, como aumentar los costos que usted debiera desembolsar, el plan tendrá que respetar, entonces, todos los aspectos de la ley de salud.

Deseo obtener un seguro de salud pero no puedo pagarlo. ¿Qué debo hacer?

Dependiendo de sus ingresos, podrá ser elegible para Medicaid. En la actualidad, en la mayoría de los estados, los adultos no mayores sin hijos menores no califican para Medicaid. Pero al comienzo del 2014, el Gobierno federal ofrece la paga del costo de una extensión en los programas para que cualquiera con un ingreso de o menor al 133% del nivel de pobreza federal (que en base a los lineamientos actuales sería de $14,856 para una persona o de $30,656 para una familia promedia) sería elegible para Medicaid. La Corte Suprema estableció que los estados no pueden ser forzados a realizar el cambio.

Kaiser Health News es un programa editorial independiente, imparcial y sin fines lucrativos que se dedica al estudio y diseminación de información sobre política de salud, perteneciente a la Henry J. Kaiser Family Foundation.