Apuesta por una Cuba unida por la música

Músicos cubanos residentes en distintos países quieren crear unidad a través de su música y estrechar lazos culturales con el exterior.
Apuesta por una Cuba unida por la música
Raúl Paz ha protagonizado un documental, titulado 'Havana, Havana', que se transmitirá por la cadena PBS, la próxima semana.
Foto: efe

Nueva York/EFE – El músico Raúl Paz pertenece a una generación de artistas cubanos que se marcharon de su país y que ahora regresan, animados porque sus melodías sirvan de puente de unión entre todos sus compatriotas y de que la isla reivindique su derecho a existir.

‘Somos una generación artística que no hicimos la revolución, tampoco somos sus hijos, sino sus nietos, y tenemos otro lenguaje, con el que queremos unir, reconciliar un país que ha estado desgarrado familiarmente por las complicadas políticas de uno y otro lado”, dijo Paz (1969) durante una entrevista.

El compositor, nacido en el pueblo de San Luis, en la provincia de Pinar del Río, abandonó Cuba a los 22 años para estudiar música clásica en París, y permaneció en el extranjero 15 años. Regresó hace cuatro años.

“No me marché por una problemática política, sino porque para mí, desde pequeño, salir y viajar era muy importante, y lo busqué”, aclaró, aunque puntualizó que durante bastante tiempo se le prohibió que volviera a su país de origen “por incoherentes políticas del Gobierno cubano”.

Historias diferentes, pero con este denominador común, son las que comparten los también músicos Descemer Bueno, Kelvis Ochoa y David Torrens, con quienes Paz ha protagonizado un documental, titulado ‘Havana, Havana’, en el que relatan cómo dejaron Cuba para desarrollar sus carreras en el exterior y por qué decidieron retornar.

“Cada uno se marchó por motivos muy distintos, a países diferentes (Estados Unidos, España, México y Francia), pero a los cuatro nos une la intención de unir con nuestro arte”, señaló Paz.

El cantante añadió que se considera miembro de una generación “que reivindica el derecho a vivir donde cada uno quiera, algo que se ha ido ganando poco a poco, ya que ha habido un cambio de mentalidad que propicia esa necesidad vital de ser, de existir en tu propio país”.

Prepara un álbum conjunto con Bueno, Ochoa y Torrens, como un ejemplo inmejorable de la Cuba unida con la que sueñan.