Desenlace fatal en proyección de Batman

Desenlace fatal en proyección de Batman
Exterior del cine donde un hombre disparó contra los asistentes a la proyección de la nueva película de Batman y que dejó un saldo fatal.
Foto: AP

AURORA, Colorado/AP – En un acto que tuvo similitudes con una escena de nueva película de Batman, un hombre con máscara antigás y atavío negro de policía arrojó una lata de gas en un cine atestado durante la proyección de medianoche de la nueva película de Batman y abrió fuego, en un ataque que dejó al menos 12 muertos y casi 60 heridos, informaron las autoridades.

El ataque, en los primeros minutos de ayer, fue tan extraño que algunos de los espectadores creyeron al principio que estaban presenciando efectos especiales tipo Hollywood.

Cuando el gas comenzó a propagarse, algunos de los asistentes al estreno de “The Dark Knight Rises” en un cine de la ciudad de Aurora, en las inmediaciones de Denver, vieron cerca de la pantalla la silueta de una persona que primero apuntó con un arma hacia los espectadores y luego comenzó a disparar, al parecer sin pronunciar palabra alguna.

Este fue uno de los tiroteos masivos más mortíferos en la historia reciente de Estados Unidos.

El sospechoso “identificado como James Holmes, un estadounidense blanco de 24 años y licenciado en neurociencia por la Universidad de Colorado en Denver” fue detenido cerca de un automóvil detrás del cine.

El comisionado de la policía de la ciudad de Nueva York, Raymond Kelly, dijo que el sospechoso se había pintado el cabello de rojo y se hacía llamar el Guasón (Joker), el villano en las películas de Batman. Kelly afirmó que había recibido información sobre la agresión en el cine. Pero Kelly y su vocero no mencionaron quién informó al comisionado.

El jefe de la policía en Aurora, Daniel Oates, se abstuvo de confirmar esa versión, pero admitió que había conversado con Kelly. Ambos solían trabajar juntos en Nueva York.

Las autoridades no informaron de inmediato sobre los posibles móviles. El FBI dijo que no había indicios de vínculos con algún grupo terrorista.

“Había cartuchos (vacíos) que me caían en la cabeza. Me quemaban en la frente”, dijo Jennifer Seeger y añadió que el hombre, vestido como los agentes del grupo especial SWAT, disparó continuamente con recesos únicamente para recargar.

“En cada instante todo era: bum, bum, bum”, recordó. “Recargaba y disparaba, y quien trataba de salir era asesinado”.

La Policía informó que en total 71 personas fueron alcanzadas por los disparos.

Tres integrantes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos resultaron heridos en el tiroteo y uno estaba desaparecido, informó el Departamento de Defensa.

Un marinero de la Armada resultó herido y otro que estaba en el cine en la localidad de Aurora no ha podido ser localizado, informó la agencia. Dos integrantes de la Fuerza Aérea también resultaron heridos.

Ambas ramas de las Fuerzas Armadas colaboraban con las familias de los heridos para asegurarse que reciban la atención necesaria.

El Departamento de Defensa también dijo que el sospechoso, James Holmes, no es ni ha sido integrante de las Fuerzas Armadas.

El jefe policial Oates afirmó que el sospechoso llevaba una máscara antigás, un casco y un chaleco blindados, así como protectores en piernas, ingle y garganta. Señaló que llevaba un fusil semiautomático del tipo militar AR-15, una escopeta y dos pistolas.

Aunque algunos testigos refirieron que el atacante ingresó por una salida lateral de emergencia cerca de la pantalla, un funcionario federal, en declaraciones anónimas, dijo que Holmes compró un billete e ingresó como parte de los espectadores.