El alto costo de Comunidades Seguras

ICE anunció que no mantendrá bajo custodia a ofensores leves de tránsito.
El alto costo de Comunidades Seguras
Juana Reyes fue arrestada por vender tamales y ahora enfrenta una orden de deportación.
Foto: Araceli Ramírez / La Opinion

SACRAMENTO, california – Juana Reyes aún no se repone del susto que se llevó tras 13 días de detención en la cárcel del condado de esta capital, pero sobre todo por no saber si iba a volver a ver sus dos hijos, César de 10 años y Monserrat de siete.

Entre sollozos por la impresión de haber sido detenida y esposada delante de sus hijos cuando vendía tamales en el estacionamiento de una tienda Walmart, dice que pensó que la iban a deportar a México.

“Mis hijos lloraban y gritaban”, recuerda Reyes con el dolor aún reflejado en su rostro.

Del 28 de junio pasado, cuando fue arrestada, hasta el 10 de julio cuando fue liberada tras el pago de una fianza de $1,500, sus hijos fueron entregados a un hogar de crianza.

La Oficina de Protección de Menores (CPS) del Condado de Sacramento no quiso entregarlos a sus familiares ni aún con la intervención del Consulado de México en Sacramento.

“Nos trataron bien pero pasamos noches sin dormir y llorando porque no sabíamos si íbamos a volver a mi mamá”, dijo César.

La Policía del Sheriff detuvo a Reyes bajo dos cargos: entrar en propiedad privada sin autorización y obstruir la operación de un negocio legal. Hacía más de dos años que vendía tamales en el estacionamiento de Walmart sin problema. Ambos cargos fueron desechados por el fiscal.

No obstante no se pudo salvar de que la oficina del Sheriff la reportara al Servicio de Migración y Aduanas (ICE) y éste a su vez le dictara orden de deportación bajo el controversial programa federal Comunidades Seguras.

“Lo más grave de todo es que California esté gastando dinero que no tiene en arrestar y encarcelar por días a personas como Juana Reyes, que no han cometido ningún delito”, criticó Julia Vera, abogada de Reyes. “Los municipios tienen recursos limitados y el gobierno federal no los va a compensar. Y se supone que Comunidades Seguras se creó para atrapar a criminales violentos”.

Algo en lo que coincidió el asambleísta demócrata de San Francisco, Tom Ammiano al enterarse de la noticia: “El programa de Comunidades Seguras se nos vendió como una manera de deshacernos de criminales peligrosos pero ha sido usado en contra de demasiada gente como Juana Reyes que no enfrenta cargos criminales”.

El destino de Reyes, quien salió de prisión con una orden de deportación, está ahora en manos de un tribunal de migración.

La semana pasada ICE anunció que no mantendrá bajo custodia a quienes han cometido ofensas leves de tránsito identificadas bajo el programa Comunidades Seguras ya que no correspondían a un uso eficiente de los recursos del gobierno.