FARC ataca a policías en zona urbana en Colombia

El departamento de Nariño, una montañosa región ubicada en la frontera con Ecuador y bañada por el océano Pacífico, es uno de los más castigados por el conflicto armado interno.

FARC ataca a policías en zona urbana en Colombia
Milicianos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se movilizan en la zona rural del municipio de Caloto al norte del Cauca.
Foto: CHRISTIAN ESCOBAR MORA / EFE

Bogotá/EFE – Las FARC atentaron en la madrugada de ayer contra una patrulla policial que desarrollaba labores de control en el centro urbano del municipio de Samaniego, en el departamento de Nariño (suroeste), lo que no dejó víctimas pero sí causó importantes daños a tres casas de la zona.

El comandante de la Policía Nacional de Nariño, el coronel Hugo Díaz, detalló a Efe que el ataque tuvo lugar hacia las 3.30 de la madrugada, y es el cuarto de estas características que sufre el departamento en las últimas semanas.

“Los policías verificaban que los establecimientos hubieran cerrado a su hora”, relató el oficial, cuando los supuestos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) arrojaron un artefacto explosivo que si bien no les causó ningún daño físico a los agentes “logró destruir los vidrios de tres casas”.

“Las FARC cometen acciones de terrorismo para buscar rebajar la presión que hacemos en la zona; ellos quieren liderar esa presión”, comentó, antes de agregar que la pronta respuesta de las autoridades a estos hechos suele permitir que “la ciudadanía continúe con sus actividades normales”.

El departamento de Nariño, una montañosa región ubicada en la frontera con Ecuador y bañada por el océano Pacífico, es uno de los más castigados por el conflicto armado interno colombiano en las últimas décadas por su ubicación estratégica y extensos cultivos ilegales.

Además de las FARC, en la zona actúan facciones del también guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas criminales (bacrim), como el Gobierno denomina a las organizaciones de narcotraficantes.