Asesor de Peña Nieto insiste en que no pactarán con narcos

Afirma que ha llegado la hora de empoderar a las víctimas en la lucha contra los cárteles
Asesor de Peña Nieto insiste en que no pactarán con narcos
El nuevo asesor respeta las decisiones de Enrique Peña Nieto (izquierda) y de Felipe Calderón.
Foto: Archivo

WASHINGTON, D.C.- El general colombiano Oscar Naranjo aseguró hoy, en Washington, que tiene plena confianza en que el gobierno del presidente electo, Enrique Peña Nieto, no realizará pactos con el narcotráfico. Además, insistió en que problemas como los crímenes contra migrantes en tránsito, deben manejarse con una estrategia diferencial.

Naranjo llegó a Estados Unidos para inaugurar su asesoría con la iniciativa de seguridad ciudadana del Banco Interamericano del Desarrollo. En una reunión con la prensa, el exjefe de la policía colombiana entregó destellos de lo que será su gestión en México.

Al ser consultado respecto a la utilización de su carrera para darle credibilidad al nuevo gobierno, Naranjo aseguró que no hubiera asumido su nueva posición en el vecino país, si no creyera que el nuevo Presidente “tiene la profunda convicción, de que no habrá ni treguas, ni pactos con el narco”.

A su vez, el general elogió la gestión del actual mandatario Felipe Calderón y destacó el papel de la ciudadanía mexicana como clave en la lucha contra el crimen organizado. Asimismo, dijo que un país no puede enfrentar esta amenaza solo.

Naranjo destacó que se debe anular la voz de los victimarios y “ha llegado la hora de empoderar a las víctimas en la lucha contra los cárteles” y la violencia al sur de la frontera.

Consultado por ImpreMedia respecto a la situación de los migrantes en tránsito y las críticas que ha recibido el gobierno mexicano, por la situación de impunidad de las víctimas, el nuevo asesor de Peña Nieto, dijo que la estrategia de seguridad, debe tener diferentes ángulos.

“Lo que pondremos bajo la consideración del Presidente electo es que es necesario producir estrategias diferenciales contra el crimen. De cuando en cuando, el impacto que producen los delincuentes lleva a producir generalizaciones. Por ejemplo, pensar que todo delito proviene del narcotráfico. La verdad es que el delito es multicausual”, explicó.

“El caso de Tamaulipas, por ejemplo, merece una estrategia diferencial, que no lo generalice con el narcotráfico, porque allí hay distintas dimensiones del problema y distintas manifestaciones delincuenciales”.

“Podría ser de gran utilidad y eso tendrán que definirlo los mexicanos, fortalecer la lucha para asegurar que no haya impunidad alrededor del homicidio. […] Hay que desarrollar una estrategia integral, para contener las organizaciones que movilizan toda la trata de personas y tráfico ilegal”, enfatizó.

Naranjo insistió en que el presente y el futuro de México, el diseño de política y su arquitectura institucional, es una decisión vinculada sólo a la soberanía mexicana, que podrá nutrirse de otras fuentes.