Dentro de las cabinas de votación: Jóvenes latinos y la importancia de la educación cívica

Dentro de las cabinas de votación: Jóvenes latinos y la importancia de la educación cívica
Foto: Archivo

Nueva York — Pierre Sandoval, un angelino de 18 años, ya sabe por quién votará en los comicios presidenciales.

Nacido en los Estados Unidos de padres mexicanos, Sandoval ya sufragó por primera vez en las elecciones primarias del estado de California el 5 de junio y dice estar emocionado para las elecciones presidenciales de noviembre.

Pero Sandoval, quien destacó en cursos avanzados de historia y gobierno de los Estados Unidos en el último año de la secundaria, confiesa que el proceso de votar le resultó confuso y difícil, a pesar de haber tomado un curso sobre valores cívicos que duró más de un año.

“Estaba emocionado de votar ya que mis papás no pueden hacerlo”, expresó. “Pero la verdad es que en los salones de clase nunca se habla del proceso de votación. Los maestros simplemente nos dicen que hay que hacerlo”.

Después de años de escuchar sobre la importancia de votar, a Sandoval le cuesta admitir que el proceso es algo complicado. Pero su experiencia no es nada fuera de lo común, según Mark López, vicedirector del Pew Hispanic Center.

“Los cursos de educación cívica tienden a poner menos énfasis en las mecánicas del proceso electoral que antes”, expresó López, quien se especializa en patrones de participación cívica. Además, “los jóvenes latinos, más que cualquier otro grupo, reportan dificultades tanto durante el proceso de registro como a la hora de acudir a las urnas”, agregó.

No obstante en las elecciones del 2012, se contará con más de seis diferentes máquinas de votar, cada una con boletas e instrucciones únicas.

Y aunque algunas máquinas nuevas cuentan con innovaciones novedosas como las pantallas touch, o táctiles, el 67% de los votantes tendrá que sufragar a través de boletas de papel que pueden resultar difíciles de comprender en un periodo corto de tiempo para emitir el voto, según Surbhi Godsay, investigadora principal del Instituto para el Estudio de la Cultura Cívica -CIRCLE.

Para adquirir una buena preparación de cara a las urnas, presentamos una guía de las dos formas más comunes de votar:

La boleta de papel

La primera es a través de la boleta de papel, que se llena con pluma y se deposita posteriormente en un escáner que indica si el boleto se ha llenado correctamente, antes de aceptarlo.

La máquina de votación electrónica

La segunda es el voto electrónico, que se hace a través de una pantalla táctil.

?>