Desenchufan al fin a Dodgers

Cardenales le cortan en cinco la cadena de triunfos; Kershaw sufre otro fracaso
Desenchufan al fin a Dodgers
Kershaw no pudo sacar el tercer out en el sexto inning.
Foto: AP

SAN LUIS, Missouri. — Adam Wainwright produjo dos carreras por primera vez esta temporada ayudando a que los Cardenales maltrataran al otro as Clayton Kershaw y pusieran fin a una racha de cinco victorias seguidas de los Dodgers de Los Ángeles con un triunfo de 8-2, anoche, en un caluroso Busch Stadium.

El partido comenzó con una temperatura de 103 grados Farenheit y en el sexto Kershaw fue vapuleado con seis carreras en otra apertura desastrosa para el ganador del premio Cy Young el año pasado y también dueño de la triple corona de pitcheo.

Wainwright (8-10) permitió dos carreras, siete hits, y ponchó esa misma cantidad en siete entradas un tercio de altísima calidad.

Wainwright, bateador de .223, entró a la temporada con cinco jonrones y 23 impulsadas, pero antes del partido de anoche tenía promedio de .079 (de 38-3) con tres sencillos y 17 ponches recibidos.

Los Dodgers ganaban 2-0 cuando Wainwright sacó doblete al bosque central-izquierdo con dos outs en el quinto inning para producir una carrera.

Acto seguido, cruzó el home con la rayita del empate impulsado por sencillo del dominicano Rafael Furcal.

Después de que Daniel Descalso recibiera boleto intencional que llenaron las bases en el sexto episodio, Wainwright también fue beneficiado con cuatro bolas malas en cinco lanzamientos.

Fue el detonante de seis carreras que dieron a San Luis una ventaja de 8-2, misma que ya no dejaron escapar.

Así, los Cardenales lograron su cuarto triunfo en los últimos cinco partidos poniendo fin a una cadena de ocho derrotas seguidas ante los Dodgers que con esa racha igualaron la marca de la franquicia desde que se trasladaron a la ciudad de Los Ángeles.

Kershaw (7-6) fue responsable de las ocho carreras y siete hits en cinco entradas dos tercios. No pudo cerrar el sexto.

El zurdo estelar de los Dodgers, entró al partido con efectividad de 2.74 y entre los líderes en ese rubro actualmente en la Liga Nacional.

Empero, anoche experimentó su peor apertura desde que tiró apenas cuatro innings dos tercios y permitió nueve anotaciones el pasado 26 de abril ante los Rockies, en Denver, Colorado.

Kershaw hizo 51 lanzamientos en los primeros cuatro innings y necesitó de 53 envíos frente a 14 bateadores para poder sacar los últimos cinco outs de ese episodio.

Había permitido sólo dos carreras en 14 innings en sus pasadas dos aperturas y tenía una blanqueada contra los Cardenales, lograda el pasado mes de mayo en el Dodger Stdaium de Los Ángeles.

Los Dodgers le dieron un voto de confianza dejándolo en el montículo pese a haber dado boleto a Wainwright.

Se fue a las duchas cuando Furcal lo castigó con un infieldhit de dos carreras. Los Dodgers habían anotado sólo dos carreras en 28 entradas dos tercios contra Wainwright antes de hacerle dos en el cuarto.