Respeto conquistado a lo largo de seis décadas

Respeto conquistado a lo largo de seis décadas
El país caribeño participó por primera vez a nivel olímpico en los Juegos de 1948 con una bandera improvisada.
Foto: Suministrada

Nueva York – Como prioridad para Puerto Rico, ¿qué tienen de común las olimpiadas de Londres en 1948 y las del Londres 2012?

Que 64 años más tarde, regresa a la misma sede, en diferentes circunstancias pero con un gran elemento común: en ambas Puerto Rico participó como estado independiente pese a estar bajo la tutela de los Estados Unidos.

¿Y qué ha ganado Puerto Rico durante los 64 años como estado deportivo independiente? El respeto de muchas naciones.

Resulta fácil decir esto, pero para el historiador deportivo Carlos Uriarte han sido años de lucha en contra de lo que considera opresión y desprecio y por la defensa del orgullo nacionalista.

“Pese a que en todos estos años sólo se han ganado cinco medallas de bronce y una de plata, los puertorriqueños se consideran ganadores desde el primer momento en que su delegación desfiló con su propia bandera”, dijo el autor del libro ‘De Londres a Londres’ y que se ha convertido en un Best Seller en la Isla del Encanto. “Porque desafiar al país más poderoso del planeta no es poca cosa”.

Uriarte agregó que ingresar a la familia olímpica no ha sido nada fácil, tomando en cuenta que para 1948 las condiciones políticas y sociales en el mundo eran más complicadas.

“Eran tiempos de guerra fría y Puerto Rico desafió a Estados Unidos, solicitando su ingreso a las olimpiadas como país independiente. Y aunque para ese tiempo el gobierno americano interpuso una queja al gobierno de Londres, éste tuvo que aceptar el hecho”.

De esta forma, el país caribeño participó por primera vez en aquella justa olímpica con una bandera improvisada, (un paño blanco con el escudo del cordero, misma que había sido heredada por los españoles). No fue hasta 1952, durante las olimpiadas de Helsinki, en Finlandia, cuando Puerto Rico utilizó por primera vez la bandera monoestrellada.

Los atletas han enfrentado todo tipo de retos, empezando por el financiero, dijo el escritor. “Los puertorriqueños han tenido que buscar fondos de otros lados, de empresas privadas, de fundaciones, entre otros, para apoyar a sus atletas, pues el gobierno siempre ha tratado de estrangular al deporte”, dijo.

El orgullo se ha mantenido a lo largo de los 64 años de independencia deportiva olímpica. “Nuestro país se ha ganado a lo largo de todos estos años el respeto de muchos pueblos que reconocen nuestra lucha por mantener intactos nuestros valores culturales”, sostuvo el escritor.