ONU teme inminente enfrentamiento en Siria

ONU teme inminente enfrentamiento en Siria
Familiares participan en el funeral de un niño fallecido en uno de los ataques.
Foto: AP

GINEBRA/AP – Un enfrentamiento definitivo entre el gobierno y la oposición siria en Alepo, la ciudad más grande del país, es “inminente”, advirtió ayer el organismo de derechos humanos de la ONU, al tiempo que la Cruz Roja retirará parte de su personal de Damasco por motivos de seguridad.

El caos por el conflicto en Siria ha llegado a las ciudades más grandes del país en una de las oleadas más extensas y sostenidas de violencia desde que comenzó la revuelta contra el presidente Bashar Assad hace 17 meses.

Los rebeldes están enfrascados en intensos combates con los soldados del régimen en Alepo desde hace seis días y se preparan para un ataque en medio de reportes de que el gobierno acumula refuerzos para retomar la ciudad de tres millones de habitantes.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció que hay informes no confirmados desde la capital Damasco sobre ejecuciones extrajudiciales y asesinatos de civiles durante los combates en los suburbios de la ciudad.

Profundamente alarmada por la situación, Pillay dijo que los reportes son “un mal presagio para la población de esa ciudad (Alepo)”.

“Y no hace falta decir que el uso cada vez mayor de armas de grueso calibre, tanques, helicópteros de ataque y según los informes hasta de aviones de combate en zonas urbanas ha causado ya muchas bajas civiles y está poniendo en grave riesgo a muchos (civiles) más”, advirtió Pillay en un comunicado que su vocero Rupert Colville leyó a los periodistas.

En el texto afirmó que también ha habido enfrentamientos en las ciudades de Homs y Deir el-Zur.

Un prominente diplomático de la ONU, cercano a las gestiones mediadoras del enviado internacional Kofi Annan, expresó “gran preocupación” por la situación en Alepo.

El terreno está cambiando. Nosotros usamos palabras como ‘es fluido’ “y ciertamente es así … ha sido como una montaña rusa”, dijo el diplomático, que habló a condición de guardar el anonimato por la delicadeza de las negociaciones entre potencias mundiales en el Consejo de Seguridad de la ONU.