Sorpresa: caen los españoles

La Sub-23 japonesa no se achica ante la 'Roja' olímpica y gana en el Grupo D
Sorpresa: caen los españoles
Shuichi Gonda, Kazuya Yamamura, Daisuke Suzuki y Gotoku Sakai celebran su victoria sobre España en el Grupo D.
Foto: AP

GLASGOW, Escocia (AP/ EFE).- España, la gran favorita al oro en el futbol olímpico de hombres, arrancó el torneo ayer con una sorpresiva derrota de 1-0 ante Japón.

Un gol de Yuki Otsu al 33′ le bastó al combinado asiático para derrotar a España, que trajo un plantel de lujo que incluye a varios jugadores de la selección que acaba de conquistar la Eurocopa.

El triunfo mínimo no reflejó la superioridad del equipo japonés, que dominó el cotejo desde el inicio y se benefició de la expulsión del español Íñigo Martínez en el 41′.

El central de la Real Sociedad fue amonestado con tarjeta roja directa por una infracción siendo el último hombre de la defensa, según interpretó el árbitro.

Ocho minutos antes, Japón había cobrado ventaja inesperada mediante Otsu, cuando el japonés le ganó el salto al jugador del Barcelona, Martín Montoya, en un saque de esquina y batió el arco defendido por David De Gea.

En la segunda mitad, una desconocida España acusó la inferioridad numérica y desventaja en el marcador, sin apenas hilvanar jugadas de mérito ni crear ocasiones de peligro.

El combinado entrenado por Luis Milla se vio impotente ante el dinamismo del conjunto asiático, que se fue creciendo conforme pasaban los minutos y llegó a desperdiciar claras ocasiones de gol en el tramo final.

El seleccionador español de futbol olímpico, Luis Milla, dijo tras el partido que la derrota ante Japón fue consecuencia de que “dos acciones” concretas, el 0-1 de Japón y la expulsión de Íñigo Martínez, “han marcado mucho” el desarrollo del encuentro.

Milla felicitó a Japón por su victoria y asumió que el combinado nipón pudo “romper” el encuentro con las numerosas ocasiones que ha fallado ante De Gea, una vez que España ha “tenido que exponer”, aún en inferioridad, al verse por debajo en el marcador.

El técnico turolense, no obstante, prefiere ser “positivo” con vistas al futuro del torneo.

“En el vestuario he sido muy positivo y he recordado que todavía quedan dos partidos ante Honduras y Marruecos, que podemos ganarlos y clasificarnos”, dijo.

Además, cree que: “este equipo, estos jugadores y este cuerpo técnico, tienen crédito” y que pueden revertir la situación como hizo la selección absoluta en el Mundial de Sudáfrica y Eurocopa de Polonia y Ucrania.

Con respecto a los cambios, explicó que la salida al campo de Ander Herrera fue para dar “personalidad y sentido al juego”, la de Oriol Romeu para buscar “consistencia” en el medio campo ante el aluvión de contras japonesas y la de Cristian Tello en aras de “ganar profundidad con algún balón a la espalda de la defensa”.

Milla, por otro lado, adelantó que “no se va a cambiar la planificación” en torno a la presencia de los jugadores en la ceremonia inaugural, porque “es una experiencia única que recordarán toda la vida”.

“Lo que tienen que hacer es disfrutar de ese momento y pensar también en el partido de Honduras”, dijo.